TV y Series

Ted: el oso más políticamente incorrecto de todos los tiempos vuelve cargado de nostalgia

Los años 90 enganchan a todas las generaciones y uno de los íconos más controversiales del cine cuenta su historia allí a modo de serie.

Serie Ted
Serie Ted (Universal Plus)

“Ted” reevaluó, al modo más crudo y descarnado de Seth MacFarlane, el mito del juguete que habla. Destruyó a Winnie Pooh, y también a todas las mascoticas de Disney, cuya mayor irreverencia e incorrección se veían en ese Filoctetes pelietas, mujeriego y tomador interpretado por  Danny de Vito.

PUBLICIDAD

Pero Ted, el ícono de los juguetes netamente americanos, rompió todo esquema en 2012 y 2015. Todos se acuerdan de su personalidad, tan millennial, tan drogadicta, tan alejada de los esquemas y por eso se ha hecho ícono.

Es por eso y que, atravesando esa marea eterna de nostalgia que nos invade desde hace siete años ya, que el osito más malogrado de todos los tiempos vuelve con una precuela que se sitúa en los años 90.

Claro, no está Mark Wahlberg, que por más que la IA trate de rejuvenecerlo no sería lo mismo. Pero sí está Max Burkholder como un joven John Bennett, que descubre con su mejor amigo, en épocas de Nirvana, Radiohead y Oasis, cómo son las mujeres, las drogas y las cosas de ‘nerds’ que los han hecho tan queribles en estos tiempos. Eso sí, no esperen una secundaria como ‘Glee’.

NUEVA MUJER COLOMBIA habló, por esta razón con Paul Corrigan y Brad Walsh, showrunners de la serie, que se puede ver en Universal Plus.

¿Cómo sería Ted en la escuela en este momento cultural, cuando la gente es más consciente y sensata?

B: Ese fue uno de los retos que nos interesó de hacer Ted. Es algo totalmente diferente para nosotros y totalmente diferente de las cosas que están en la televisión ahora y eso fue un alivio, ver eso en la televisión y veremos si ese es el caso.

P: Sí y ya sabes, esa es una de las cosas divertidas de la serie. El pasado y la familia de Ted y John, conocer a esos personajes que también creo que sirven como contrapeso al humor más obsceno de Ted.

PUBLICIDAD

¿Cómo fue crear todos los personajes cuando eran más jóvenes?

B: Eso fue interesante: teníamos que tener en cuenta obviamente dónde termina cada uno, cómo se veían esas películas, cómo John se ve de hombre, pero también, de alguna manera, lo sacamos de nuestra mente y solo nos enfocamos en los noventa y las historias que queríamos contar.

Básicamente, es una serie de primeras veces, porque cuando tienes esa edad, hay un montón de primicias que estás experimentando y queríamos llevar a John en esta familia a través de esas experiencias con su mejor amigo, Ted.

P: Ya sabes, cuando estábamos desarrollando los personajes, nos dimos cuenta de que realmente no conocíamos a la familia en las películas. Así que eso fue como una pizarra en blanco. Fue un proceso divertido descubrir quiénes eran esas personas.

¿Cómo hacer chistes sobre los 90 y que sigan siendo relevantes en esta

generación?

B: Bueno, encuentro que ya sea en los años 90 o en cualquier otro período de tiempo, simplemente un lugar o una ubicación, en realidad se trata de especificidad. Así que si te mantienes fiel a donde estás y cuando estás y te vuelves específico.

En realidad, hay una especie de universalidad en eso. Es cuando tratas de ser una especie de universal que las cosas no parecen resonar con la gente. Pero si solo te enfocas en los años 90, cómo era eso, cómo es para estos personajes específicos, entonces termina, si tienes suerte, en que el espectador se adhiera y empatice con esos personajes.

P: El programa tiene lugar en las afueras de Boston y nuestro equipo de guionistas tenía un gran contingente de gente de Nueva Inglaterra. Así que fue fácil afinar exactamente lo que eran estos personajes.

¿Por qué creen que Ted sigue siendo amado en todo el mundo?

B: Creo que la gente está respondiendo a algunas de las mismas cosas a las que respondimos nosotros. En términos de humor, puede llegar a lugares donde otros personajes no parecen salirse con la suya. Ayuda un poco que haya otros personajes como contrapesos a él, pero dice cosas que otros personajes no dicen, de una manera que a veces es un alivio para el espectador.

Puedo hablar por mí mismo, como cuando vi esas películas por primera vez, no podía creer lo queestaba viendo, y hay un poco de liberación catártica allí.

P: Y en el fondo, Ted lo es. Es un gran amigo de John y creo que, ya sabes, al final del día, eso lo hace tan obsceno como podría ser, lo hace muy agradable y alguien a quien realmente apoyas porque crees en esa amistad y esperas lo mejor para ambos.

PUBLICIDAD

Recomendados:

Tags


Lo Último