TV y Series

El origen de ‘La luz que no puedes ver’: ¿la miniserie está basada en hechos reales?

La nueva producción de Netflix se desarrolla en plena Segunda Guerra Mundial.

Aria Mia Loberti es la protagonista de 'La luz que no puedes ver'
Aria Mia Loberti es la protagonista de 'La luz que no puedes ver' | (Atsushi Nishijima/Netflix © 2023)

Aunque no han transcurrido ni veinticuatro horas desde que La luz que no puedes ver aterrizó en Netflix, la miniserie de drama bélico ya se ha convertido en una de las favoritas de los internautas.

PUBLICIDAD

Ambientada durante los días más oscuros de la Segunda Guerra Mundial, el seriado sigue a Marie-Laure LeBlanc, una adolescente ciega que vive en Francia en plena ocupación del ejército nazi.

A causa de una transmisión de radio ilegal que tiene, la vida de la protagonista se ve inesperadamente entrelazada a la de Werner Pfenning, un joven alemán que trabaja para los nazis.

En cuanto sus caminos se cruzan, ambos descubren las consecuencias de la guerra en la que están irremediablemente inmersos, pero al mismo tiempo encuentran la humanidad el uno en el otro.

Escenas de la miniserie 'La luz que no puedes ver’
Escenas de la miniserie 'La luz que no puedes ver’| (Katalin Vermes/Netflix © 2023)

Debido a que esta trama sobre coraje, esperanza y conexión humana en medio de la tragedia se desarrolla en un contexto histórico real, muchos se preguntan si se basa en hechos verdaderos.

¿La luz que no puedes ver está basada en una historia real?

Sin embargo, a pesar de que bebe de eventos que realmente acontecieron durante el conflicto bélico más importante del siglo XX, La luz que no puedes ver no está inspirada en una historia real.

La emotiva e intensa serie de cuatro partes en realidad está basada en una novela homónima del escritor estadounidense Anthony Doerr, quien ganó el prestigioso premio Pulitzer por esta obra.

PUBLICIDAD

La adaptación del libro a la pantalla fue producida y dirigida por Shawn Levy, quien es un gran admirador de la publicación desde que la leyó por primera vez tras su lanzamiento en el año 2014.

Lo que más recuerdo es haber devorado el libro, estar tan cautivado por su estructura transversal y sus temas de inocencia frente a la oscuridad, esperanza frente al mal”, comentó Levy a Tudum.

Necesito hacer este libro. Lo necesito. Necesito hacerlo. Es mi sueño”, recordó que pensó. No obstante, cuando preguntó por los derechos, la trama ya estaba siendo adaptada para una película.

Escenas de la miniserie 'La luz que no puedes ver’
Escenas de la miniserie 'La luz que no puedes ver’| (Cortesía de Netflix)

Años más tarde, se enteró de que el proyecto inicial había fracasado, por lo que no dudó en acercarse al autor para convencerlo de adaptar su creación a una miniserie.

“Hay demasiada historia para dos horas”, explicó. “El tiempo de ejecución que ofrecen las series limitadas nos permite hacer justicia más a fondo al material original”.

De esta manera, el cineasta aseguró que “la novela que cobra vida en lugar de la novela recortada para adaptarse a un tiempo de ejecución o formato”. Para Doerr, esto era muy importante y aceptó.

“Me encantó que viera una adaptación potencial como una serie limitada: algo más largo que un largometraje, con más espacio para respirar, de modo que fuera posible equilibrar las secuencias dramáticas grandes y oscuras con secuencias domésticas más pequeñas y brillantes”, dijo a Tudum.

“(Su) capacidad para contar historias complejas con gran corazón lo convirtió en la elección ideal”, añadió.

Escenas de la miniserie 'La luz que no puedes ver’
Escenas de la miniserie 'La luz que no puedes ver’| (Cortesía de Netflix)

El origen de la novela La luz que no puedes ver

En cuanto al origen del libro lanzado hace casi una década, el escritor develó en una plática con Levy para Netflix que la idea surgió en un viaje en tren a comienzos del tercer milenio.

Estaba en una beca en Princeton y tomé el tren hasta la ciudad de Nueva York para ver a mi editor. Esto fue antes de los días en que te enviaban la portada por correo electrónico, así que iba a ver la portada de una de mis novelas”, comenzó a contar.

Había un chico en el asiento frente a mí. Está en su teléfono celular de 2004. Un celular grande. Estaba hablando de la película Matrix. Lo recuerdo con bastante claridad”, continuó.

“A medida que avanzamos (...) su llamada se cae y se enoja. En mi opinión, se enojó sin razón y recuerdo que en ese momento pensé que lo que estaba haciendo era un milagro”, rememoró.

“Tiene este pequeño conjunto de radios, un receptor y un transmisor no más grandes que una baraja de cartas, y espera que esta conversación funcione a 60 millas por hora, enviando estos pequeños paquetes de luces entre torres de radio, a la velocidad de la luz”, expuso.

Escenas de la miniserie 'La luz que no puedes ver’
Escenas de la miniserie 'La luz que no puedes ver’| (Cortesía de Netflix)

De acuerdo al autor, en ese momento, tuvo una especie de epifanía. “Lo que todos damos por sentado es usar esta luz invisible que puede atravesar las paredes. Es un milagro y tantas generaciones de la humanidad nunca tuvieron acceso a este tipo de comunicación”, acentuó.

“Entonces, escribí el título. Por lo general, el título me llega muy tarde, pero escribí: ‘La luz que no puedes ver’ (All the lights we cannot see, originalmente) en el cuaderno que llevaba en el bolsillo antes de tener nada”, se acordó.

Lo único que tenía era a una niña leyéndole un cuento a un niño (así es como realmente comienza el primer episodio) por radio”, explicó.“Y podía verla a ella ciega y a él atrapado en la oscuridad necesitando desesperadamente esta historia. De alguna manera eso lo redimiría”.

Más tarde, durante una gira de promoción de un libro en Francia, se le ocurrió que la trama se desarrollara en la Segunda Guerra Mundial. “Esto fue casi un año después, antes de que lo estableciera en Francia. Entonces, para mí, solo quería jugar con todos los significados metafóricos…”.

Escenas de la miniserie 'La luz que no puedes ver’
Escenas de la miniserie 'La luz que no puedes ver’| (Cortesía de Netflix)

Por otro lado, sobre el hecho de ver su obra maestra trasladarse de las páginas a la pantalla, compartió a Tudum: “Ver escenas terminadas y pulidas es alucinante: ver el vívido sueño de un autor de algo que construí con oraciones y párrafos es un regalo asombroso”.

“La serie es absolutamente hermosa de ver: desde el comienzo, con todos los folletos cayendo del cielo, hasta el montaje del padre de Marie-Laure construyéndole un modelo a escala de Saint-Malo, me dejó sin aliento repetidamente”, confesó.

Los cuatro episodios de La luz que no puedes ver ya están disponibles en Netflix.

PUBLICIDAD

Recomendados:

Tags


Lo Último