Realeza

“Vaga y perezosa”: Kate Middleton recibe un duro apodo tras inédita revelación

Aseguran que Kate Middleton no figura entre los miembros más trabajadores de la familia real británica

Kate Middleton no figura entre los miembros más trabajadores

Hay todo un revuelo con las memorias del príncipe Harry porque precisamente no retrata muy bien la relación entre su hermano William y su cuñada, Kate Middleton.

Todo este mar de críticas que ha caído sobre la familia real, tras la salida de los Duques de Sussex, ha sacado a la luz varios elementos que ponen en riesgo la reputación de los Windsor.

Sin embargo, las criticas que hoy persiguen a la princesa de Gales son otras. Enero es el mes de los ranking y Kate Middleton no sale bien parada en uno de ellos.

No le gusta trabajar

Según la agencia de comunicación Reboot, Kate Middleton no figura entre los miembros más trabajadores de la familia real británica o al menos eso demuestra el hecho de comparar su agenda de actos oficiales con la que han mantenido el resto de los Windsor.

Explica la revista Mujer Hoy, que Middleton asistió a 90 actos oficiales a lo largo de 2022, diez menos que el duque de Gloucester, un primo de la reina que ha cumplido ya los 78 años y bastante alejada del miembro más ocupado de los royals británicos, la princesa Ana, que ha tenido 214 compromisos oficiales.

Esta revelación ha alimentado el apodo de «lazy Katie» que le adjudicó la prensa durante sus tres embarazos, quien la acusó de desaparecer completamente del mapa, un movimiento bastante rastrero si tenemos en cuenta que la duquesa sufrió en las tres gestaciones de hiperémesis gravídica, un trastorno que complica muchísimo la vida a las embarazadas.

Una situación cíclica

Pero esa imagen la sigue persiguiendo de vez en cuando, pues la princesa está empeñada en criar ella misma a sus hijos, sin recurrir a un gran equipo de nannies y eso le hace simplificar tanto su agenda (tres compromisos al mes) que ha reforzado esa idea.

Esta imagen ha sido cíclica porque en 2021 se le acusaba de no haber visitado en ocho años su patrocinio principal como duquesa de Cambridge y pasarse la vida de vacaciones y gastando el dinero en reformar sus casas.

Hasta la propia reina Isabel II entró en 2008 en la discusión sin comerlo ni beberlo cuando de forma anónima uno de sus asesores aseguró en el Daily Mail que la monarca había dicho que la novia del príncipe Guillermo debería «buscarse un trabajo».

Tags

Lo Último


Te recomendamos