Realeza

La mega mansión de 30 millones de dólares dónde Harry y Meghan filmaron su documental

No es un secreto para nadie que los duques de Sussex dejaron el Reino Unido con una gran cantidad de dinero.

Experta en lenguaje corporal reveló los secretos de Meghan Markle y el príncipe Harry en su serie

Netflix ha conseguido un enorme éxito con el más reciente documental de Harry y Meghan, donde cuentan de manera muy detallados los sucesos de su salida de la familia real británica, así como lo que ha sido de sus vidas desde entonces, pero además de toda esta información, muchos fans han quedado sorprendidos con la mansión donde se grabó el mismo y te contamos todo al respecto.

No es un secreto para nadie que los duques de Sussex, a pesar de haber dejado de lado sus derechos y responsabilidades reales, dejaron el Reino Unido con una gran cantidad de dinero, la cual supieron invertir bien, especialmente en propiedades. Pero lo cierto es que la enorme mansión que se ve en el documental no es realmente su hogar.

Todo lo que hay que saber sobre la mansión donde Harry y Meghan grabaron su documental

Cuando se dio a conocer que la inmensa propiedad realmente no pertenece a los duques, miles de personas utilizaron las redes para llamarlos “falsos” por lo que el tema de la mansión no tardó en hacerse tendencia y estar en la boca de todos.

Si bien se pensaba que era la actual casa de Harry y Meghan, se trata de una mega propiedad de más de 1 kilómetro cuadrado, con seis habitaciones, una de las cuales está dentro de una casa de huéspedes, así como un cine privado gigante. Pero lo más interesante no está allí.

La casa perteneció a Mark Schulhof, quien anteriormente había sido acusado de ganar más de 110 millones de dólares con fraudes a veteranos discapacitados, por lo que se encuentra actualmente en venta y estando a tan solo un minuto de la propiedad actual de los duques, se espera que terminen viviendo allí.

El nuevo hogar de Harry y Meghan

Se sabe desde hace meses que la pareja busca mudarse de su actual casa valorada en unos 12 millones de dólares, por lo que su presencia en la antigua propiedad de Schulhof parece indicar que acabaran mudándose a la ostentosa mansión ubicada en 888 Lilac Lane.

Valorada en unos 30 millones de dólares, la mansión se mantuvo en propiedad del estafador hasta que se le ordenó pagar la suma de 23 millones en daños debido a sus acciones y su venta la maneja Riskin Partners Estate Group.

Tags

Lo Último


Te recomendamos