TV y Series

‘Hal’, Bryan Cranston, fue el papá de Dewey dentro y fuera del set: su historia es muy tierna

El intérprete hizo a la estrella infantil parte de su familia durante el rodaje de la serie.

Bryan Cranston cuidó de Erik Per Sullivan como un hijo durante el rodaje de Malcolm el de en medio

El mundo entero reconoce a Bryan Cranston por su extraordinaria interpretación de Walter White en la aclamada serie de televisión Breaking Bad.

No obstante, años antes de encarnar el papel que lo encumbró, el afamado histrión había mostrado su talento en otros proyectos, tales como Malcolm el de en medio.

La exitosa comedia, estrenada en el año 2000, seguía la vida de una disfuncional familia de clase media con siete integrantes cuyo hijo del medio, Malcolm, resulta ser un genio.

En la producción de Fox, Cranston brilló como de costumbre en la piel del inolvidable Hal, el inmaduro y amoroso patriarca del clan.

Lo que pocos sabían es que el actor de 66 años no solo se comportó como un padre para los jóvenes histriones que interpretaban a sus hijos dentro de la serie en la ficción, también lo hizo detrás de cámaras.

En especial con el histrión infantil Erik Per Sullivan, quien daba vida al segundo menor de la familia, Dewey.

Bryan Cranston cuidó de Erik Per Sullivan como un hijo durante el rodaje de Malcolm el de en medio

Así lo reveló la actriz Jane Kaczmarek, quien encarnaba a su esposa en Malcolm el de en medio, durante su discurso en la ceremonia de revelación de la estrella de Cranston en el Paseo de la Fama de Hollywood.

En el evento, celebrado en Los Ángeles en el año 2013, la famosa recordó lo amable que es la luminaria y lo paternal que se mostró con sus hijos ficticios durante la filmación de la exitosa serie que los catapultó.

“Algunos de mis mejores recuerdos trabajando con Bryan en Malcolm el de en medio son de él cuidando a esos niños que interpretan a nuestros hijos traviesos”, comenzó a destapar en su alocución.

“Cuidó de ellos dentro y fuera del set. Los animó, los alentó, los persuadió para que dejaran de hacer tonterías cuando ya era suficiente”, agregó antes de narrar cómo el actor hizo a “Dewey” parte de su familia.

La intérprete contó que el infante detrás de este memorable personaje, quien tenía tan solo 8 años cuando comenzó el rodaje de la serie, provenía de Boston, pero la serie se grababa en el estado de California.

Debido a esto, durante los seis años que tomó la grabación de las siete temporadas del proyecto, el niño vivió junto a su mamá en una ciudad californiana mientras su papá se quedó en su estado natal.

Sin embargo, Cranston hizo gala de la gran amabilidad que le caracteriza al ofrecerse a incluir a Erik en sus planes familiares de fin de semana para que su mamá viajara a casa y él estuviera en un ambiente sano.

“Bryan invitaba con frecuencia a Erik Per Sullivan, el niño pequeño que interpretó a Dewey, a ir a su casa y pasar los fines de semana con la familia Cranston”, señaló.

“Ahora, esto puede no parecer la gran cosa, hasta que sepas que Erik vivió con su madre en los apartamentos de Oakland durante todo el tiempo que filmamos Malcolm el de en medio”, detalló.

“Entonces, ir a casa con Bryan el fin de semana significaba que la madre de Erik podría volar de regreso a Boston para ver a su esposo”, destacó Jane sobre este acto de amabilidad de su colega.

Eric, que era hijo único, podría pasar un tiempo normal con una familia normal o algo parecido a una familia normal”, manifestó a modo de broma.

Los gratos momentos que Erik vivió con la familia Cranston

De acuerdo a la histrionisa, Erik fue uno más de los Cranston y compartió junto a ellos importantes eventos de sus vidas tales como los juegos de baloncesto de Taylor, la única hija de Bryan y su esposa, Robin Dearden.

También estuvo presente cuando adoptaron a su perro Sugar y en numerosas fiestas de Halloween. El pequeño además jugaba durante horas con la heredera del ganador del Emmy en su casa del árbol.

Kaczmarek recordó particularmente un Halloween en el que Bryan disfrazó a Erik y a Taylor como Siegfried y Roy, el dúo de magos y adiestradores de grandes felinos que fueron atacados por uno de sus tigres en 2003.

Bryan los vistió con tigres de peluche y puso sangre falsa en todo el cuello de Erik”, especificó. La artista dijo que este detalle era ya un indicio de las “sombras de Walter White” en el actor durante aquella época.

Asimismo, aseveró que Bryan preparaba unos panqueques con buttermilk superespeciales durante todos los domingos en su casa que no le gustaban a nadie, excepto a él.

Por último, la famosa alabó la dedicación de Bryan Cranston para cuidar a sus compañeros de reparto más jóvenes pues reconoció que ella jamás hubiera hecho algo como lo que él hizo por ayudar a Per Sullivan.

“Me gustaban esos niños de la televisión, tanto como le gustarían a cualquier mamá de la televisión, pero no había forma de que trajera a ninguno de ellos a casa conmigo para el fin de semana, pero Bryan lo hizo y lo hizo mucho”, concluyó.

Tags

Lo Último


Te recomendamos