Espectáculos

6 delitos por los que acusan a Shakira y los años de prisión que pide la fiscalía española

Aunque la cantante se muestra segura de su inocencia la justicia española sigue presionándola con la cárcel.

Shakira intenta huir de España pero la justicia del país ibérico la persigue.

Definitivamente no son buenos tiempos para Shakira pues los problemas no paran para ella y en medio de la separación con Gerard Piqué, la justicia española la amenaza con cárcel, al acusarla de seis delitos contra la Hacienda pública por una defraudación por 14,5 millones de euros entre los años 2012 y 2014, tras mentir sobre su residencia en España.

Aunque la fiscalía de Barcelona le había ofrecido un acuerdo la cantante lo rechazó pues confía en su inocencia. De esta manera, tendrá que hacerle frente a un juicio y poner en peligro su libertad.

Ellos alegan que la intérprete de ‘Pies descalzos’ simuló no residir en dicho país en la fecha mencionada, cuando no era cierto, evitando de esta manera tributar y ocultando sus ingresos mediante un entramado de empresas con sede en paraísos fiscales.

Los años de prisión que amenazan a Shakira

Las autoridades piden ocho años y dos meses de cárcel para la colombiana y aunque Shakira ya ha devuelto los 14,5 millones de euros que le exigía la Agencia Tributaria española, más otros tres millones en concepto de intereses pero esto no la exonera de sentarse en el banquillo.

Este caso data de 2017, cuando se hicieron públicos los “Paradise papers”, una investigación realizada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), y donde se reveló que vivía en Barcelona junto a su al futbolista del FC Barcelona, Gerard Piqué, pero su domicilio fiscal era las Bahamas.

Las averiguaciones arrojaron que también gestionaba en dos países con ventajas fiscales, Malta y Luxemburgo, unos 31,6 millones de euros por derechos de autor de sus canciones.

Por su parte, los representantes legales de la artista explicaron que su residencia desde 2004 era en las islas Bahamas pero los años siguientes tuvo que viajar “sin parar”, por lo que en 2015 su presencia en España no superó el plazo que la obliga a tributar.

Tags

Lo Último


Te recomendamos