Celebs

Del éxito al olvido: Salvador Pineda enfrenta momentos difíciles con su salud y nadie lo ayuda

Aseguran que desde 2018 no lo llama ningún productor para trabajar y que ya con este accidente no tiene ahorros

El primer actor mexicano, Salvador Pineda, pasa por uno de sus peores momentos. Recientemente se cayó y fracturó la cadera y la rodilla de una de sus piernas.

Desde ese día ha vivido un viacrucis con su salud, por un lado no tiene los recursos para asumir los costos tan elevado de su situación y por el otro, ha solicitado ayuda a la Asociación Nacional de Actores (ANDA) y no han respondido.

Uno de sus más cercanos amigos habló a la revista de TVnotas y dijo que desde hace ya un tiempo el actor de 70 años de edad “tiene problemas para caminar porque su sistema nervioso no está bien, y en esta ocasión le falló de una manera muy fuerte”.

“Lo llevaron a un hospital, al sur de la Ciudad de México; ahí lo tuvieron que intervenir, ya que llevaba muy lastimada la pierna y la cadera, allí estuvo unos días hospitalizado y siguió su infierno”, precisó.

La cuenta ya no la podía pagar

Días después, a Pineda le informaron que “ya llevaba una cuenta muy elevada por la operación que le practicaron, más todos los gastos generados y la hospitalización, y por eso Salvador se preocupó mucho y decidió dejar el hospital, antes de que siguiera corriendo la cuenta”.

El actor de telenovelas como Muchacha Italiana Viene a Casarse (2014) y Triunfo del Amor (2010), se consumió casi que sus ahorros en el año de la pandemia 2020 para sobrevivir, pues no le sale ningún contrato desde el 2018.

“Lo último que hizo fue en 2018 las series Sin miedo a la verdad y La casa de las flores, y en 2020 participó en la película Los trapos sucios se lavan en casa, en la cual solo hizo un personaje muy pequeño, así que la verdad se las ha visto muy negras”.

Amigos lo han ayudado pero no es suficiente

Algunos amigos le han ayudado para sobrellevar esta situación tan complicada, pero los recursos se agotan y por eso Pineda solicitó ayuda a ANDA y asegura que ni una ambulancia le han mandado.

Además, de sus hijos tampoco ha recibido ayuda, pues algunos aseguran no ha sido buen padre.

“Para ser honestos, Salvador nunca ha sido un buen padre, recuerda que apenas en septiembre del año pasado, ustedes destaparon que se negó a ayudar a su hijo Aarón Salvador Pineda, de 32 años, que tiene autismo y esquizofrenia, y que estuvo grave debido a que se le formaron piedras en la vesícula y él también lo dejó a su suerte, así que Salvador no puede esperar algo de ellos”, dijo.

Aseguró su amigo que pese a todas las adversidades que le ha tocado vivir al actor, “afortunadamente el peligro al parecer ya pasó; dicen que el panorama pinta favorable”.

Sin embrago, asegura que Salvador necesita la rehabilitación y todos los que están a su alrededor esperan que ANDA “lo atienda y apoye económicamente, pues los ahorros se terminan”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos