Celebs

Kim Kardashian “no dañó” el vestido de Marilyn Monroe: Ripley la defendió y dijo que tenía imperfecciones

La franquicia Ripley’s Believe It or Not! defendió a la socialité alegando que la costura estirada y gastada ya existían

Los daños “significativos” que supuestamente le causó Kim Kardashian al vestido “Feliz cumpleaños, señor Presidente” de Marilyn Monroe cuando lo usó para la Met Gala 2022, “son completamente inventados”.

La franquicia estadounidense Ripley’s Believe It or Not! (Ripley, ¡aunque usted no lo crea!), dedicada a la investigación de acontecimientos extraños o curiosos, defendió a la socialité alegando que la costura estirada y gastada ya existían en la prenda de vestir.

Según un informe de 2017 escrito sobre la condición del vestido Monroe cuando Ripley’s lo adquirió por primera vez, precisa que “algunas de las costuras están tiradas y gastadas”.

Además, el documento registra que también existían “arrugas en la parte posterior cerca de los broches de ganchos”, entre otros daños.

Ripley no se separó del vestido

Según un comunicado publicado por la agencia AP, asegura que Amanda Joiner, vicepresidenta de Publicaciones y Licencias de Ripley, estuvo continuamente cerca del vestido el día de la Met Gala.

Además, nunca se separó de la prenda de vestir durante su transporte desde Orlando, Florida, a la ciudad de Nueva York.

“Desde la parte inferior de los escalones del Met, donde Kim se puso el vestido, hasta la parte superior donde lo devolvió, el vestido estaba en las mismas condiciones en las que comenzó”, dijo textualmente Joiner en el documento.

El revuelo por unas fotos

Según Infobae, Chad Michael Morrisette, propietario de una empresa de suministro de maniquíes, compartió fotos tomadas el 12 de junio del vestido de 60 años, con un amigo y compañero coleccionista de Monroe, y causó revuelo a principios de esta semana cuando publicó fotos de antes y después en las redes sociales.

“Eso me pone triste. Salí corriendo llorando”, dijo Morrisette a The Associated Press.

Ripley salió al paso de esas críticas y enfatizó que Kardashian “no dañó, de ninguna manera, la prenda en el poco tiempo que se usó en la Met Gala”.

También reveló que Kardashian no le pagó al museo para usar el vestido, sino que hizo una donación a dos organizaciones benéficas con sede en Orlando en nombre de la compañía.

Kardashian llamó la atención en la Met Gala de este año cuando llegó con el mismo vestido transparente que usó el ícono de Hollywood, Marilyn Monroe, en 1962 cuando le cantó al presidente John F. Kennedy en su cumpleaños número 45.

La empresaria luego se cambió a una réplica del vestido por el resto de la noche.

A Kardashian no le importó las criticas

Sobre la reacción de Kim Kardashian a la controversia de los daños, un representante transmitió la declaración de Ripley sin comentarios adicionales y precisó que a la socialité se le permitió usar el vestido para mantener vivo el legado de Monroe.

“Nuestra misión es entretener y educar a los visitantes y fanáticos, y generar conversaciones como el discurso sobre el vestido de Marilyn Monroe hace precisamente eso”, dijo la compañía.

“No importa de qué lado del debate estés, la importancia histórica del vestido no ha sido negada, sino más bien destacada. Ahora se ha presentado el legado de Marilyn Monroe a un grupo completamente nuevo de jóvenes”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos