Celebs

Por ser cubano no querían contratarlo en televisión, las confesiones del actor César Évora

Desde la telenovela Corazón Salvaje su vida cambió y se mudó a México donde tiene una larga carrera profesional

El actor cubano César Évora, querido por el público mexicano, recibió propuestas para dedicarse a la radio o la música por su característica voz.

En una entrevista que hizo al programa, Faisy Nights, habló sobre sus inicios en las telenovelas y de la reacción de Emilio Azcárraga de Televisa cuando le pidió trabajo.

De familia humilde cubana, Évora desde pequeño siempre tuvo el sueño de dedicarse a la actuación. Sus primeros pasos en la carrera artística lo hizo en cine y televisión en su país, años después se va a México.

Habló sobre su formación académica y precisó que sus primeros profesores eran de origen ucraniano.

Corazón Salvaje lo trajo a México

La primera vez que llegó a México fue con la telenovela Corazón Salvaje, protagonizada por Eduardo Palomo y en la que interpretó a Marcelo Romero., reseñó el portal Milenio.

Culminado el proyecto regresó a su natal Cuba, pero su intención era regresar a México, pero la directiva de Televisa “me habló claro”.

“Me regreso a Cuba a preparar condiciones para venir (a México) y el productor me llamó un día y me dice: ‘César lo siento mucho, pero no te puedo traer, la dirección de Televisa no quiere que estés aquí porque hubo hace un año un problema con Verónica Castro, un programa de La Movida que se hizo en La Habana’, y en fin se podían mover sentimientos contra mí por el hecho de ser cubano”, contó.

No se quedó con esa respuesta y de Cuba viajó de nuevo a México, Compró el boleto de ida y solo llevaba en su bolsillo 40 dólares.

Azcárraga lo consideraba cubano de verdad

Al llegar se presentó en las oficinas del productor de Televisa, que sorprendido lo llevó con Emilio Azcárraga.

“Me lleva ante un grupo de señores, no sabía quién era quién. Sabía quién era el jefe, era el señor Azcárraga y estaba todo su equipo de trabajo y me dice: ‘Usted, ¿qué tiene que decir?’ y le respondí: ‘Mire yo no estoy de acuerdo con usted por esto y esto’, y empecé a decirle todas las razones que yo sentía. Terminé de hablar con el señor, miró a su equipo y me dijo: ‘Te quedas por contrato de 4 años de exclusividad de tanto, ¿te parece bien?’”.

Azcárraga no sólo le dio el contrato, lo ayudó a regresar a Cuba, a organizar todo para mudarse a México y le adelantó un pago.

“Siempre que el señor (Azcárraga) pasaba por los foros, siempre me saludaba con un cariño y respeto, me decía: ‘muy bien, Évora’ y me daba la mano”.

También comentó que un día, Azcárraga se paró y le dijo: “‘esos dos son cubanos, trabajan conmigo en Nueva York’, y les dijo: ‘Miren este si es cubano de verdad, no ustedes dos que son unos hijos de su ching*da madre’”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos