Celebs

Johnny Depp declara en juicio: “Mi madre me lanzaba ceniceros y zapatos de tacón”

El actor tomo el estrado este martes en su juicio contra su ex esposa, Amber Heard, por difamación, describiendo su difícil infancia

Johnny Depp sigue estando en el foco de la atención y aún más ahora que el actor subió al estrado este martes para declarar en el juicio contra su ex esposa, la también actriz Amber Heard, a quien está demandando por difamación luego de que esta alegara haber sufrido maltraro físico y psicológico por parte de Depp.

Ahora, el reconocido actor habló de su difícil infancia, creciendo con su ya fallecida madre, a quién catalogó de ser “cruel” y “violenta” durante la crianza de Depp y sus otros tres hermanos.

El actor de Piratas del Caribe señaló que fue víctima de abuso físico y psicológico por parte de su progenitora, Betty Sue, y que esto fue lo que quebró a su familia.

Era bastante violenta

“En nuestra casa, nunca estuvimos expuestos a ningún tipo de seguridad,” expresó Depp. “Lo único que podías hacer era tratar de mantenerte fuera de la linea de fuego. Yo empece a observar, y ya podía saber cuando (su madre) se estaba yendo a una situación en la que se iba a enfadar y alguien iba a (ser violentado). Generalmente era yo.”

Depp detalló que la forma de violencia que su madre más empleaba se presentaba en “forma de ceniceros que te lanzaba a la cabeza, o te golpeaba con sus tacones o con el teléfono, cualquier cosa que estuviera a mano”.

En contraste, Depp habló de como su padre, John Depp, fue sumiso frente a su madre, llegándole a pegar con correa a Depp solo porque ella lo mandaba, y lo catalogó por ser un “hombre muy bondadoso” pero que peleaba bastante con Betty Sue, hasta que un día se fue de su casa, separandose de sus hijos y sumiendo a la madre de Depp a una depresión que, según declaraciones de Depp, la incitaría a intentar suicidarse en una ocasión.

Estas declaraciones concuerdan con las que habría hecho la hermana de Depp, Christi, la semana pasada, donde alegó que “Corríamos y nos escondíamos. (La madre de ambos) nos golpeaba. Ella tiraba cosas”.

“Desde muy temprano, cuando era una niña pequeña, nada de lo que sucedía en nuestro hogar se sentía bien. Y así, a medida que fui creciendo, tanto Johnny como yo decidimos que una vez que nos fuéramos, una vez que tuviéramos nuestra propia casa, nunca íbamos a repetir, nunca, nada similar de ninguna manera a nuestra infancia. Íbamos a hacerlo diferente”, dijo.

Tags

Lo Último


Te recomendamos