TV y Series

Yo soy Betty, la fea: estas son cinco de las escenas más recordadas de la novela

A más de 20 años de su estreno, el melodrama sigue acaparando el gusto de los televidentes.

Betty, la fea
Escenas inolvidables de "Betty, la fea" | Captura video

Cuando se estrenó en la pantalla chica colombiana en octubre de 1999, la telenovela Yo soy Betty, la fea cautivó al público por completo con su original trama y sus entrañables personajes.

PUBLICIDAD

No pasó mucho tras su salida al aire para que el melodrama, escrito por Fernando Gaitán, rompiera todas las barreras posibles y se convirtiera en un fenómeno televisivo a nivel mundial.

La ficción, salpicada con mucha realidad, seguía la vida de la poco atractiva pero muy inteligente economista Beatriz Pinzón Solano desde que comienza a trabajar como secretaria en Ecomoda.

En esta empresa, se enfrenta al desprecio de muchos personajes por su aspecto; conoce la amistad verdadera e, inesperadamente, encuentra el amor en su jefe, Armando Mendoza.

Betty, la fea
Betty, la fea | Captura video

Durante su transmisión, la producción reconocida como la más exitosa de su género se clavó en el corazón de los espectadores y se ha mantenido imbatible el gusto del público desde su final.

No obstante, aunque la historia entera marcó a las audiencias, hay algunas escenas en la trama que se grabaron especialmente y para siempre en la memoria de todos.

Betty, la fea
Armando recontrata a Betty | Captura video

Recuerda 5 escenas inolvidables de la telenovela Yo soy Betty, la fea

De principio a fin, Yo soy Betty, la fea está compuesta de momentos memorables que siguen despertando todo tipo de emociones entre los espectadores que la ven a través de Netflix.

PUBLICIDAD

Sin embargo, existen algunos instantes en el melodrama colombiano que han logrado impactar de forma especial al público desde su primera emisión hace más de 20 años.

A continuación, repasamos cinco secuencias inolvidables de la famosa producción de RCN:

Betty llega a Ecomoda a una entrevista de trabajo

Una de las escenas más recordadas por todos de Yo soy Betty, la fea, sin duda alguna, es aquella con la que comienza esta gran historia: la entrevista de trabajo de Betty en Ecomoda.

En los primeros minutos de la trama, la talentosa pero desempleada economista asiste a la empresa de modas tras ser convocada a una cita por el puesto de secretaria de presidencia.

Durante la reunión con el encargado de recursos humanos, Saúl Gutiérrez, la protagonista impresiona por su aspecto pero también por sus méritos, mostrando estar sobrecalificada.

Betty, la fea
Betty llega a Ecomoda | Captura video

Al trabajo también aspira Patricia Fernández, quien cuenta con una menor preparación profesional pero es hermosa y está recomendada por la accionista Marcela Valencia.

Como recordaremos, le dan el trabajo a Patricia por su imagen y contactos. Empero, Armando después interviene y elige a Betty. Al final, ambas terminan inicialmente ocupando el puesto.

El primer beso de los protagonistas

Otro de los instantes inolvidables del teledrama es cuando Armando y Betty se dan su primer beso.

En esta escena, la protagonista cree ingenuamente que su jefe, de quien siempre ha estado enamorada, corresponde a sus sentimientos románticos tras meses conviviendo juntos.

Desgraciadamente, todo se trata de un plan que el presidente de Ecomoda y su mejor amigo, Mario Calderón, idean para enamorarla de él y así esta salve su empresa y se las devuelva.

Betty, la fea
Armando confiesa sus supuestos sentimientos a Betty antes de besarla | Captura video

Con el fin de poder compartir con la hija de don Hermes Pinzón, Mendoza se embriaga. Solo así se atreve a hacer una confesión falsa de amor y darle un beso en los labios a su asistente.

De manera inesperada, Betty se desmaya de la impresión con el suceso que nunca pensó vivir.

Betty se venga de don Armando y entrega el balance real

El día de la junta directiva anual de Ecomoda no solo se trata de uno de los momentos más emblemáticos de la telenovela sino de los más esperados.

En el melodrama, Pinzón Solano decide aprovechar el escenario para hacer su estocada final en su venganza contra Mendoza y Calderón por engañarla con el despiadado romance falso.

¿Cómo lo hace? Entregando el balance real de la empresa en la junta y no el maquillado que su jefe le había pedido y ella le había prometido hacer tan cabalmente como antes.

Betty, la fea
Betty entrega el balance real y renuncia | Captura video

En este informe, queda al descubierto la ineficacia de la administración del protagonista  masculino, quien perdió la empresa de la familia en solo un año de gestión.

Betty, la fea
La junta directiva de Ecomoda lee el balance real | Captura video

Asimismo, para dejarles claro que esta era su venganza, en los informes de su jefe y su cómplice, Betty incluye la cruel carta de instrucciones de Mario a don Armando para enamorarla.

Además, en las carpetas de todos los presentes, deja su carta de renuncia.

Betty cambia de look y regresa a Ecomoda

Después de renunciar a Ecomoda, Betty se marcha a Cartagena con Catalina Ángel para asistirla en su trabajo organizando el reinado de belleza más importante de Colombia.

Betty, la fea
Betty regresa a Ecomoda cambiada | Captura video

Mientras trabajaban juntas, la economista acepta la ayuda de doña Catalina para mejorar su imagen y, al mismo tiempo, su autoestima cambiando de look por completo.

Cuando regresa a la empresa en Bogotá, deja a todos boquiabiertos. Tanto a sus amigos como a quienes desde el comienzo la despreciaron y se burlaron de ella por su aspecto físico.

Armando acepta la gravedad de lo que hizo al leer el diario de Betty

El último instante inolvidable repasaremos es cuando Armando encuentra el diario de Betty y decide leerlo sin su permiso pese a tratarse de una clara invasión a su privacidad.

Al descubrir los pensamientos y sentimientos más profundos de Betty en los momentos que vivió junto a él, se da cuenta del irreparable daño que le hizo a la mejor amiga de Nicolás Mora.

Betty, la fea
Armando lee el diario de Betty sin su consentimiento | Captura video

Furibundo consigo por haber destrozado a la mujer que no solo lo amó genuinamente, sino de la que él también se enamoró, Armando comienza a gritar y destrozar la oficina de Mario.

Su reacción violenta despierta las alarmas en las secretarias que llaman al amigo del galán para que averigüe qué le ocurre al prometido de doña Marcela.

Si bien, indudablemente hay muchas más escenas icónicas en el relato, estas cinco forman parte de las más emblemáticas y cruciales de la historia pues produjeron importantes giros en la trama, impactaron a los espectadores y marcaron la historia de la pantalla chica.

PUBLICIDAD

Recomendados:

Tags


Lo Último