Espectáculos

Brad Pitt demandó a Angelina Jolie por vender sin su consentimiento su parte de una propiedad en Francia

Pasaron años de su separación, pero las batallas legales continúan entre ambos actores

Otra vez se vive un episodio de la larga historia que comenzó hace varios años en amor y finalizó con un desenlace tormentoso. Lo que fue un cuento de hadas de Hollywood ahora continúa con arduos debates legales y especulaciones mediáticas.

Se conoció recientemente que Brad Pitt volvió a demandar a su exesposa, Angelina Jolie, alegando que vendió “ilegalmente” su parte de una finca que compartían entre ambos en Francia y que servía como sede de un viñedo.

Demanda

La primera característica de la demanda es que, según los abogados de Pitt, ambas partes habían acordado con anterioridad que no se podía hacer ningún tipo de venta o transacción respecto a la propiedad sin el consentimiento del otro.

La demanda explica que Jolie, irrespetó el acuerdo al vender sin avisar la propiedad al reconocido empresario ruso, Yuri Shefler.

Los documentos judiciales fueron presentados por en el Tribunal Superior de Los Ángeles, en el que se informó que: “Jolie consumó la supuesta venta sin el consentimiento de Pitt, negándole el derecho de consentimiento que le debía el derecho de preferencia que su entidad comercial le debía a él. Ella vendió su participación con el conocimiento y la intención de que Shefler y sus socios buscarían controlar el negocio al que se habían dedicado Pitt y socavar la inversión de Pitt en Miraval”.

Finca Miraval

La propiedad causante de la discordia legal se ubica en el pueblo de Correns, en la región de Provenza-Alpes-Costa Azul, sureste de Francia.

La mansión de 35 habitaciones está rodeada de exuberantes jardines con un foso, fuentes, acueductos, un estanque, una capilla y un viñedo en el que Pitt dice haber invertido una gran cantidad de dinero. Jolie, de 46 años, y Pitt, de 58, compraron la finca en 2008 por 28,4 millones de dólares, con la intención de criar a sus hijos allí y construir un negocio familiar de vinos.

La pareja se casó en ese lugar en 2014, y se separó en 2019. Y aunque su desordenado divorcio llegó a su fin, la pareja todavía está envuelta en batallas judiciales por la custodia de los hijos y sus considerables activos.

El actor convirtió el viñedo en un negocio multimillonario y uno de los principales productores de vino rosado del mundo. En tanto, los documentos judiciales establecen que, en 2013, “Jolie dejó de contribuir por completo” para las renovaciones, mientras que Pitt “siguió invirtiendo millones de dólares, financiando aproximadamente el 70 por ciento de la inversión de la pareja en Miraval”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos