TV y Series

La escena de “Yo soy Betty, fea” que está basada en una vivencia real de Fernando Gaitán

Se trata de una de las secuencias más cómicas y memorables.

Betty, fea

Consagrada como la telenovela más exitosa de todos los tiempos, Yo soy Betty, la fea ha atrapado a las audiencias en todo el mundo con la historia de la inteligente, pero poco agraciada economista Beatriz Pinzón Solano desde su estreno en Colombia en octubre de 1999.

La obra maestra del famoso libretista Fernando Gaitán, quien se redimió del fracaso de un melodrama anterior con este célebre relato transmitido en más de 100 países, no solo nació de su infinito ingenio y agudeza, también de su necesidad por representar historias reales.

Cimentado en sus apreciaciones sobre el entorno en donde pasó gran parte de su vida, una televisora en donde atractivas celebridades y trabajadores corrientes coexistían, Gaitán construyó el universo de Ecomoda y sus icónicos personajes.

Sin embargo, el emblemático fenómeno televisivo no solo contuvo sus atinadas reflexiones. También recreó una de sus anécdotas personales en una escena protagonizada por Armando Mendoza, el colérico presidente de la empresa de modas e interés amoroso de Betty.

La experiencia de Fernando Gaitán que vivió don Armando en Betty, la fea

Así lo reveló Jorge Enrique Abello, quien interpretó a don Armando en la novela, durante un homenaje póstumo al siempre recordado escritor colombiano en el programa de radio La W.

Durante la entrevista, el actor destapó que la inolvidable secuencia en donde Armando sufre un calvario al tener que marcharse a pie y vestido de drag queen de una fiesta estaba basada en una experiencia de la vida real de Fernando Gaitán.

Betty, fea

En la telenovela, Mendoza quiere abandonar el encuentro de drags al que asistió para pagar una apuesta a Hugo Lombardi, pero su carro está atrapado por otros estacionados. En busca de una solución, el ejecutivo termina cayéndose golpes en la fiesta privada y lo echan del lugar.

El prometido de Marcela Valencia entonces se ve obligado a caminar, transformado en “La princesa Lili”, en busca de un carro para ir a su casa. En las calles, es víctima de toda clase situaciones y no hay taxi alguno que se detenga a su llamado debido a su extravagante y colorido look.

Betty, fea

Sin embargo, en medio de esta penosa vivencia para él, pero demasiado divertida para los televidentes, se le ocurre llamar a Betty, su fiel asistente en Ecomoda, quien rápidamente encuentra un taxi disponible y va a su rescate.

¿Qué fue lo que le pasó a Fernando Gaitán en la vida real?

Abello explicó en la conversación que el libretista basó esta escena en una situación similar que atravesó cuando salió de una fiesta de disfraces.

Según contó, el escritor quería marcharse de la celebración, pero se encontró con su carro trancado y le tocó salir a buscar un taxi completamente disfrazado, aunque no como una drag.

Betty, fea

Al escribir Betty, la fea, el también productor decidió incluir esta cómica experiencia de su vida entre las vivencias del protagonista masculino, solo que la sazonó y ajustó cambiando varios detalles. Entre estos, convirtiendo al mejor amigo de Mario Calderón en “La princesa Lili”.

No estaba disfrazado de drag queen realmente. Lo que pasa es que Fernando se quedó atascado en una fiesta de disfraces”, comenzó a relatar el histrión sobre el origen en la realidad de una de sus escenas favoritas de la trama.

“Él quiso salir porque discutió con una mujer o algo, no me acuerdo, y el carro estaba trancado por una cantidad de gente, por eso le tocó salir disfrazado a buscar un taxi por todos lados”, rememoró.

“Ese fue el chiste que me hicieron Julián Arango (Hugo Lombardi) y él para burlarse de mí un rato. Me disfrazaron de drag queen durante 15 noches que fue algo muy divertido para todo el mundo menos para mí”, añadió en la plática celebrada en 2019.

Por otro lado, Natalia Ramírez, quien dio vida a Marcela Valencia en la trama, precisó en una transmisión en vivo el año pasado más detalles sobre esta anécdota en la vida el escritor, como el hecho de que su disfraz para dicha fiesta era de bebé con un pañal enorme.

“Se peleó con Esperanza (González, su primera esposa) y ella se fue. Le trancaron el carro y le tocó coger un taxi… ¡Todo lo que le pasó a Armando le había pasado a Fernando!”, expresó entre risas la amiga íntima de Gaitán al periodista Carlos Ochoa.

Betty, fea
Tags

Lo Último


Te recomendamos