Celebs

Protagonista de “Inventando a Anna” fue menospreciada por Hollywood tras entrar en la pubertad

Anna Chlumsky se ganó el cariño de todos en “Mi primer beso” pero Hollywood no le dio más oportunidades

La nueva serie de Netflix “Inventando a Anna” (Inventing Anna), está dando mucho de qué hablar por recrear la historia sobre la estafadora Anna Sorokin, más conocida como Anna Delvey.

Está protagonizado por Julia Garner, quien da vida a Anna, además de Anna Chlumsky como la reportera que descubre la falsedad detrás de ésta. La creadora de la mini serie de Netflix es Shonda Rhimes (“Grey’s Anatomy”, “Scandal”)

Anna se inventó toda una personalidad falsa para tener estatus en la alta soceidad, ganarse cientos de miles de dólares y vivir la gran vida en Nueva York. Actualmente se encuentra en prisión en los Estados Unidos en espera de su deportación.

En medio del revuelo de la serie, Anna Chlumsky, a quien seguramente conoces por las cintas “Mi primer beso” reveló una verdad incómoda sobre su paso por Hollywood.

Chlumsky recordó los aspectos “extremadamente dañinos” de haber sido una estrella infantil y cómo fue que la industria la ignoró por completo en cuanto entró en la pubertad.

Anna protagonizó “Mi primer beso” y su secuela junto a Macaulay Culkin pero no vimos mucho de ella durante las siguientes décadas, ya que tomó una pausa deliberada de la actuación.

Sin lugar a dudas, la relación de los protagonistas marcó a más de una generación que se sintió identificada por las emociones del primer amor.

La actriz quizá tuvo oportunidades recientes en series como White Collar, Hannibal y Veep (ésta última una sátira política de HBO que le valió seis nominaciones al Emmy, una por casi cada temporada). También apareció en cintas independientes como Blood Car de 2007 e In the loop (2009).

Sin embargo, antes de retomar su carrera como actriz, tuvo una racha muy difícil a causa de los prejuicios de la industria.

Anna quizá se alejó de los reflectores pero obtuvo un título en educación por parte de la Universidad de Chicago y lanzó una nueva carrera en publicaciones.

“Cuando eres niño, estás solo en el camino, pero puede ser extremadamente dañino”, compartió. “[En la universidad] tuve este momento extracorpóreo en el que me di cuenta: ‘Ya no tengo que hacer esto’”, dijo en entrevista con People.

La actriz explicó que “no la contrataron” después de “Mi primer beso”, porque según los agentes de casting “era demasiado gorda o demasiado fea” para los papeles.

“Vives en un sistema de riesgo-recompensa y yo no estaba recibiendo mucha recompensa. Y supe que siempre quise ir a la escuela y obtener mi educación, así que lo hice. Y me alegro de haberlo hecho”, puntualizó.

Así mismo, Chlumsky destacó que eventualmente volvió a sentirse atraída por el mundo del espectáculo.

“Estaba viendo mucho Broadway y me inspiré de nuevo. Y fue atractivo aplicar mi creatividad hacia algo y contar una historia, pero de mi propia toma de decisiones”, reveló.

Fue entonces cuando decidió prepararse y volver a la acción.Anna se inscribió en la Atlantic Acting School, con el fin de retomar sus habilidades histriónicas y empaparse de nuevas.

Eso sí, sólo sería una prueba de un año la cual terminó enganchándola por más tiempo.

“Me dije a mí misma que le daría un año. Me di cuenta: ‘No le daré a esto un año. Me encanta. Le daré a esto el resto de mi vida’”.

Aunque hoy está teniendo gran reconocimiento por su participación en “Inventando a Anna”, ella misma ha dicho que está mentalizada a que “no tiene una carrera asegurada”

“He aprendido mucho en mi carrera”. Y [lo que he pasado] define mi vida. Pero tengo mucha gratitud. ¡Y todavía amo lo que hago!”

Tags

Lo Último


Te recomendamos