Celebs

Es hora de dejar de señalar a una mujer ‘por haber tenido muchas parejas’

El caso de Belinda ha vuelto a poner el ‘slut-shaming’ en evidencia.

Belinda

Hace un par de días Belinda y Christian Nodal comunicaron el fin de su compromiso. Después de un poco más de un año de amor, los famosos decidieron ponerle punto final a su romance y la controversia no se ha hecho esperar.

Sin embargo, el reclamo más frecuente va dirigido hacia la intérprete de Luz sin gravedad. En las redes sociales y varios medios de comunicación acusan a la artista de haber sumado otro fracaso a su lista, abultada de muchas parejas.

No es la primera vez que una celebridad atraviesa lo mismo. Este episodio hace recordar las críticas que sufrió en el pasado Taylor Swift, antes de ella Eiza González o Lindsay Lohan y más atrás, Madonna, entre muchas tantas.

La sociedad juzga duramente a las mujeres que se atreven a disfrutar de su libertad en el plano amoroso y sexual, algo que no es proporcional en el caso de los hombres.

Famosos como George Clooney o Leonardo Di Caprio son exaltados como casanovas o galanes, mientras que ellas reciben adjetivos más fuertes, irrespetuosos y obscenos.

Es momento de parar el slut-shaming hacia las mujeres

Sobre ellas recae un estigma social que se desprende de la educación conservadora de previas generaciones y que todavía tiene peso en los duros señalamientos.

Precisamente, a esto se le ha encontrado un término: slut-shaming. Que hace referencia a esa fea costumbre de acusar a una mujer de facilona o de promiscua por las parejas que ha tenido o por su forma de vestir.

A fin de cuentas, las mujeres son libres de tomar decisiones con sus cuerpos, sus relaciones y su vida en general, por lo que estas críticas solo forman parte de ideas machistas y tabúes.

Nadie debería juzgarlas sin conocer completamente su historia y menos si estas opiniones no son solicitadas. Asimismo, nadie tiene la autoridad moral para hacerlo y es injusto que las mujeres tengan que renunciar a vivir sus relaciones por la conducta incorrecta de otros.

Representa una manera de humillarlas y afectar su autoestima, mientras que se juzga a la víctima y se exculpa al verdugo. Si queremos generar un cambio, hay que evitar sumarse a estos ataques y defenderlas a ellas en momentos así.

Tags

Lo Último


Te recomendamos