Celebs

La vida de Keanu Reeves que lo llevó a transformarse y ser uno de los actores más queridos

El actor se convirtió en un ícono del cine gracias a las sagas de Matrix y John Wick pero detrás de su éxito hay detalles trágicos

A primera vista, Keanu Reeves parece tenerlo todo pero la fama y la fortuna pasan a segundo plano cuando tienes que enfrentar situaciones complicadas de las cuales no tienes control alguno.

El éxito de Reeves es fruto de una carrera como actor que ha durado tres décadas pero también de esas lecciones de vida que ha aprendido mientras enfrenta la adversidad. Hoy es uno de los mejor pagados de Hollywood pero también uno de los más queridos por su gran corazón.

Desde las dificultades de la infancia hasta la trágica pérdida de seres queridos y enfermedades familiares, ésta es la inspiradora historia de Keanu Reeves.

Su padre lo abandonó, creció en diferentes países y la dislexia hizo que estudiar fuera un desafío aún mayor

Reeves nació en Beirut, Líbano y es hijo de la diseñadora de vestuario Patricia Taylor y el geólogo Samuel Reeves. Cuando tenía sólo 3 años, su padre los abandonó, lo que llevó a Patricia a criarlo como madre soltera. Por diferentes circunstancias, el actor creció en Hawái, Australia, Nueva York y Canadá lo que lo obligó a asistir a muchas escuelas diferentes. A los 17 años dejó de estudiar y según él mismo ha confesado, fue por una lucha con la dislexia que hizo que su educación fuera un desafío mayor de lo que es para la mayoría de las personas.

Reeves enfrentó la muerte de seres queridos muy cercanos

El actor River Phoenix (Stand by Me) era uno de sus mejores amigos. Se conocieron en la película I Love You to Death y desde entonces hicieron una mancuerna encantadora e incluso Reeves lo impulsó en varias ocasiones para aceptar papeles que él consideraba lo llevarían lejos. Sin embargo, Phoenix murió en 1991 de una sobredosis de drogas cuando ambos tenían 23 años.

Cinco años después de la muerte de su mejor amigo, Reeves conoció a quien sería uno de sus grandes amores, Jennifer Syme. La pareja “se enamoró instantáneamente”, según Reeves, y concibió una hija un año después. El 24 de diciembre de 1999, mientras Reeves filmaba The Matrix, recibió la noticia de que su hija Ava Archer Symes-Reeves había nacido muerta.

El inmenso dolor llevó a que la relación se complicara y la pareja se separó unas semanas después. Desafortunadamente, un año y medio después, Reeves volvió a recibir una terrible noticia pues Syme había fallecido en un accidente automovilístico. Tenía solo 28 años.

“El dolor cambia de forma, pero nunca termina. La gente tiene la idea errónea de que puedes lidiar con eso y decir: ‘Se ha ido, y estoy mejor’. Están equivocados. Cuando las personas que amas se han ido, estás solo “. Reeves ha citado la muerte de Ava y Symes como la razón por la que no piensa en tener relaciones serias o hijos.

—  Keanu Reeves en una entrevista con Parade en 2008. “

Otra de las situaciones que han causado gran dolor al actor ha sido la leucemia de su hermana menor, Kim, quien luchó contra la enfermedad desde 1991 hasta 1999. Afortunadamente, siempre contó con el apoyo de sus seres queridos, incluido el de Keanu quien nunca pierde la oportunidad de decir o mucho que la ama y que le desea siempre lo mejor.

Ni las pérdidas ni las duras batallas que ha enfrentado han hecho del actor una persona difícil o que odia la vida, al contrario. Él ha demostrado el inmenso amor que tiene para dar a través de buenas acciones con las que ha ganado un merecido reconocimiento de todos.

El protagonista de The Matrix siempre ha tenido gestos encantadores por los demás, desde firmar autógrafos, sin objeción para los fans hasta viajar en transporte público y ceder el asiento a quien lo necesite. En ocasión le compró un helado a un pequeño fan que esperaba por él y le firmó el ticket de compra.

Y en acciones monetarias, Keanu también ha dado mucho de qué hablar ya que ha regalado millones de dólares de su salario al equipo de vestuario y efectos visuales de Matrix.

También ofreció recortar su salario en la película de 1996 The Devil’s Advocate cuando su coprotagonista Al Pacino exigió más dinero. Hizo lo mismo cuando la cita de Gene Hackman, The Replacements, parecía fuera del alcance para la productora.

Tags

Lo Último


Te recomendamos