TV y Series

Revelan que actores de ‘Grey’s Anatomy’ deben soportar un fuerte olor durante las escenas de las operaciones

Esto sorprendió a la fiel fanaticada de este drama médico que está cada vez más impactante en su temporada 18.

Grey's Anatomy

Los fieles fans de Grey’s Anatomy no se aburren nunca de este drama médico, pues de él se desprenden una serie de curiosidades y noticias que pocos imaginan que podrían suceder delante y tras cámaras.

Y es que tras cada caso médico que se presenta en cada uno de los episodios, sus realizadores se valen de cientos de recursos para que éstos sean creíbles y por ende, cada uno de los actores sepa darles el tratamiento adecuado para transmitir las emociones y sensaciones que se experimentan sobre todo cuando se graban las escenas de las intervenciones quirúrgicas.

Con ellas se hace un trato especial y hasta inimaginable, pues de estas escenas se desprende gran parte de la credibilidad de esta serie, pues se hacen tomas muy a detalle de órganos, sangre entre otras partes del cuerpo humano y cómo cada especialista maniobra con ellas para salir airosos ante cada caso o emergencia que es presentada durante cada episodio.

Actores de Grey’s Anatomy deben soportar un fuerte olor durante las escenas de las operaciones

Pero lo que pocos saben es que para mostrar esa realidad en Grey’s Anatomy, los actores deben soportar situaciones un tanto desagradables para obtener la toma perfecta, es por ello que recientemente se conoció que para lograrlo, se utiliza como utilería vísceras, huesos e incluso órganos de animales muertos, por lo que el olor que estos desprenden resultan repugnantes para los personajes que deben demostrar que están tratando de salvar la vida de sus pacientes de forma real.

Esto ocurre mayormente en el área de pabellón en la que se encuentran los cirujanos y demás doctores capacitados para las tan minuciosas y hasta peligrosas intervenciones médicas. También se conoció que la sangre que en ocasiones es utilizada para crear más dramatismo durante las operaciones y con la que suelen salir salpicados los doctores, es producto de la mezcla de la sangre de animales, gelatina roja, silicona y grasa de pollo.

A través de esta combinación se obtiene la viscosidad, así como el color y densidad similar a la de la sangre humana con la que se busca crear más similitudes con la realidad. Y aunque esto no había sido antes mencionado, fue la actriz Sarah Drew, quien interpreta a la doctora April, la encargada de mencionarlo durante una entrevista.

Ella aseguró que por eso, durante el casting se hacen preguntas sobre la capacidad que tiene cada actor de aguantar este tipo de situaciones, si tienen estómagos fuertes, pues lo que menos quieren los integrantes del equipo de grabación es arruinar tomas, a través de gestos o demás acciones que impidan continuar con las largas jornadas de grabación.

Drew aseguró que el olor suele ser muy repulsivo y que pese a estar “acostumbrada” a muchos al igual que a ella, esto les parece bastante desagradable, sin embargo es con lo que tienen que convivir para lograr que las intervenciones parezcan reales y que los realizadores puedan hacer tomas sorprendentes y muy profesionales, así como adaptadas a la realidad de este drama médico.

Tags

Lo Último


Te recomendamos