Celebs

Carrie-Anne Moss y Keanu Reeves sorprenden con su imagen a 20 años de la última cinta de Matrix

Los actores se convirtieron en todo un referente del cine de ciencia ficción y ahora volverán con “The Matrix Resurrections”

Han pasado 20 años desde la última entrega de The Matrix, sin embargo, es una historia que se mantiene vigente hoy día y que seguramente seguirá dando de qué hablar por mucho tiempo más.

Ahora que está por estrenarse la cuarta parte, el mundo está más que ansioso por ver a Keanu Reeves y Carrie-Anne Moss de vuelta en acción.

La primer película fue estrenada en 1999 y fue todo un fenómeno en taquilla. En aquel entonces, Lilly y Lana Wachowski eran unas novatas del cine pero los paralelismos entre conceptos religiosos, filosóficos e ideológicos que plantearon en el guión, las posicionó como dos grandes de la industria.

Por supuesto, la cereza del pastel fue la elección de Keanu Reeves y Carrie-Anne Moss como protagonistas. No sólo poseen un gran talento histriónico sino además el encanto y la química perfecta para enganchar a todos.

Realizada con 63 millones de dólares, The Matrix ganó 463 millones de dólares a nivel mundial, convirtiéndose en la película más taquillera de ese año. También ganó cuatro premios de la Academia en 2000 por Mejor Edición de Película, Mejor Edición de Sonido, Mejor Mezcla de Sonido y Mejores Efectos Visuales.

Su fenomenal éxito llevó al estudio de producción Warner Brothers a invertir más dinero en las Wachowski, quienes luego hicieron The Matrix Reloaded y The Matrix Revolutions.

Han pasado veinte años desde la última vez que estuvieron juntos en pantalla pero ahora regresan como Neo y Trinity en ésta nueva entrega.

Ambos han sorprendido a los fans ya que conservan su complicidad.

Cuando a Reeves le preguntaron por qué aceptó regresar a la serie después de una pausa de casi dos décadas, ofreció una explicación muy simple: “Teníamos cineastas a los que querías decirles que sí”, dice. Además, agrega, “[teníamos] material con el que querías comprometerte, para dar todo lo que pudieras”, dijo a EW.

Por su parte, Moss reveló que su conexión no requiere esfuerzo alguno. “Hemos vivido esta experiencia juntos como socios. La única forma en que puedo describirla es como una amistad del alma”.

La actriz de 54 años luce fabulosa, con un porte y un estilo impecables. Sin embargo, ella misma ha dicho que se ha enfrentado a los estragos sociales del paso del tiempo.

En una entrevista con Justine Bateman , ella habló sobre la vez que experimentó de primera mano el ser estereotipada por Hollywood. Y es que cuando recién había cumplido 40 años, le ofrecieron un papel de abuela. La cinta se trataba de “Face: One Square Foot of Skin”y antes de la oferta, Moss pensaba que las actrices que abandonan Hollywood a una edad tan temprana eran una especie de mito. Ella realmente no creía que llegaría el momento en el que sería vista como una “abuela” sólo por pasar de “cierta edad”.

“Había escuchado que a los 40 todo cambia”, dijo Moss. “No creía en eso porque no creo en simplemente saltar sobre un sistema de pensamiento con el que realmente no estoy alineada. Pero literalmente el día después de mi 40 cumpleaños, estaba leyendo un guión que me había llegado y estaba hablando con mi gerente al respecto. Ella estaba como, ‘Oh, no, no, no, no es ese papel (para el que estás leyendo), es la abuela’”, dijo la actriz.

La actriz estuvo alejada de la pantalla durante muchos años, siendo la segunda temporada de la serie de televisión Humans, en 2016, su última participación. Así que The Matrix: Resurrection será no sólo el regreso de Trinity sino también de Carrie-Ann Moss.

Eso sí, a diferencia de Moss, Reeves no ha sido señalado en absoluto por el paso de los años, al contrario, pareciera que se quedó congelado en aquellos tiempos. Todos amamos a Keanu Reeves pero ciertamente esto demuestra cómo piensa la sociedad respecto al envejecimiento de una actriz y al lo atractivo que se vuelve un actor con los años.

Tags

Lo Último


Te recomendamos