Espectáculos

Mario Casas y sus hermanos prueban que la belleza se hereda

El actor mantiene una estrecha relación con sus hermanos

Mario Casas se ha ganado el reconocimiento mundial por su talento como actor y su atractivo físico. El español ha cautivado a sus fans con su masculinidad y cuerpo tonificado.

El actor es reconocido por algunas producciones que han triunfado a nivel internacional como ‘Tres metros sobre el cielo’ y ‘No matarás’.

Al parecer su belleza es un don de familia pues sus cuatro hermanos comparten la dicha de ser guapos.

¿Quiénes son los hermanos de Mario Casas?

Los primogénitos Casas nacieron en España y son hijos del ebanista Ramón Casas y de Heidi Sierra, quien se dedicó al trabajo del hogar y el cuidado de sus hijos.

Luego del actor de 35 años le sigue su hermana Sheila (34), quien es abogada y trabaja representando al actor.

Actualmente, estudia su licenciatura en Psicología y en sus redes sociales cuenta con más de 460 mil seguidores.

El tercer hermano Casas es Christian (29), quien trabaja en la empresa de la familia, Memento Cinema.

Al igual que su hermano mayor ha incursionado en el mundo de la actuación quedándose con papeles pequeños en producciones como ‘Hospital Central’.

El siguiente de la dinastía es Óscar Casas (23) y también ha tenido participación en la pantalla. Actuó junto a su hermano, Mario Casas, en ‘Instinto’.

Por si fuera poco, les sigue Daniel, el más pequeño de los Casas quien solo tiene siete años y seguramente se convertirá en todo un joven apuesto como sus hermanos.

Mario Casas va en busca de sus propios hijos

El calor y cariño familiar le ha sembrado a Mario el deseo de formar su propia familia y educar a sus propios hijos.

“Por cómo me he criado tengo la necesidad vital como hombre de poder, algún día, criar y educar a un niño. Igual lo hago fatal, pero quiero vivir esa experiencia y disfrutar de ese proceso para madurar y aprender de la vida”, dijo en una entrevista.

—  Mario Casas

Su deseo de convertirse en padre se ha visto pospuesto, pues debido a su carrera tiene que alejarse por largos periodos de las personas que ha amado por lo que su vida sentimental se mantiene intermitente.

“Yo me sumerjo mucho en los personajes, mucho. Puedo llegar a apartar a una persona que tengo al lado, lo sé. En esta última película de ‘El practicante’, mi madre me decía “acaba ya, acaba ya” porque estaba en un sitio que no era sano. Y todo eso afecta a los que te rodean. Les pido perdón porque, en realidad, es un síntoma de egoísmo pero, si no lo hago así, tendría la sensación de estar engañando a mis seguidores, a los que me ven. Si no me arranco la piel y me sumerjo por completo, sentiría que soy un fake”, afirmó.

—  Mario Casas
Tags

Lo Último


Te recomendamos