Celebs

Jennifer Garner se sincera sobre su consumo del alcohol y nos invita a reflexionar

La actriz destacó que desde la pandemia su consumo del alcohol aumentó

Jennifer Garner es una de las actrices más famosas y exitosas, que se ha convertido en una inspiración para las mujeres.

Y es que no solo es una gran actriz, también es una excelente madre, y recientemente ha mostrado su madurez al dejar que sus hijos convivan con Jennifer López, quien sostiene una relación con el padre de sus hijos, Ben Affleck.

A sus 49 años la famosa inspira también con su belleza natural, al mostrarse real en sus redes sociales, sin maquillaje, despeinada, y cocinando para sus hijos.

Pero, además, recientemente nos ha hecho reflexionar sobre el consumo del alcohol, hablando de su experiencia.

Jennifer Garner habla sobre su consumo del alcohol

Durante una conversación por Instagram Live con su amiga y también actriz, Judy Greer, la famosa confesó que en los últimos meses ha estado consumiendo más vino de lo normal.

Todo a raíz de la pandemia, que cambió la vida de muchas personas, causando estrés y ansiedad, además de cansancio por los deberes de trabajo y como mamá.

Por ello, cada noche tomaba una copa de vino, como parte de su descanso, pero un día comenzó a pensar que era demasiado.

“Siempre sentí que no era un problema porque nunca me emborracho. Pero luego comencé a pensar; Tomo un poco todas las noches, y especialmente durante la pandemia, ¿no es algo de lo que deberíamos hablar?”, reflexionó Jennifer.

La actriz reveló que en su adolescencia no acostumbraba a tomar, pero desde que se convirtió en madre, el vino pasó a formar parte de su rutina diaria.

“Fue cuando tuve hijos y sentí que quería esa recompensa al final de la noche. Y fue como ese pequeño sorbo que tomaría. Y sentí que me lo había ganado y me lo merecía. Se siente como si se hubiera convertido en parte de un código entre las mamás como, ‘tu vino, ¡oh, Dios mío, debes terminar ahora!’ Pero a medida que tus hijos crecen, comienzas a tomarlo por la tarde”, dijo.

Sin embargo, su alto consumo de alcohol en los últimos meses la ha hecho pensar sobre los daños que le puede causar a su salud.

“Es más como, oh Dios mío, si tomo medio vaso cada noche, y si mi medio vaso es probablemente un vaso, son siete vasos a la semana. Y digamos que tomo dos el fin de semana, y de repente me acerco a 10 vasos de vino a la semana y eso aumenta el riesgo de cáncer”, expresó.

El plan de la actriz para bajar su consumo de alcohol

Por eso, ha tratado de reducir su consumo de alcohol, y, de hecho, se sometió a un plan sin beber alcohol por 10 semanas.

“No tomé nada durante un par de meses, durante 70 días, o lo que sea, fueron 10 semanas. Quería elegir la noche para volver a beber y no solo decir ‘oh, sabes qué, tomaré un poco porque quiero’. Porque cada noche hay un momento en el que pienso, ‘me gustaría tomar una copa de vino’”.

Y ahora, Jennifer ha considerado en suplantar esa copa de vino diaria con cóctel sin alcohol, o agua con gas con arándanos, para tener esa satisfacción de placer, sin perjudicar su salud.

Tags

Lo Último


Te recomendamos