Celebs

Demi Moore cumplió 59 años y así ha demostrado que no hay que temerle al paso del tiempo

La actriz ha causado controversia por sus supuestos cambios físicos pero ella sigue siendo feliz

Demi Moore es una mujer que siempre da de qué hablar por su belleza, carisma y gran talento histriónico. Su amplia trayectoria artística la ha posicionado como una de las consentidas de Hollywood y ahora que cumplió 59 años, demostró por qué sigue en la cima.

A principios de 2021 la actriz causó controversia luego de aparecer en un desfile de la firma Fendi con el rostro visiblemente diferente. Según “los expertos” en redes sociales, había recurrido a una cirugía estética que salió mal pues se veía hinchada, con los pómulos prominentes y con la expresión demasiado áspera.

Pero ella nunca necesitó aclarar nada, simplemente siguió con su vida, demostrando que el aspecto físico de una mujer jamás tiene por qué definir su valor.

Además, a sus casi 60 años, la estrella de Ghost sigue viéndose como en sus años de juventud, cuando se ganó el título de sex symbol

Demi es mucho más que su rostro, haga lo que haga con él su valor no cambia. Ella es actriz, productora, madre, filántropa, autora y “un ser humano maravilloso”, como la han descrito otras celebridades, ¿por qué su rostro siempre termina siendo un tema morboso?

Los años le han enseñado a Demi a no engancharse ni enfocarse en las críticas destructivas sino en seguir haciendo lo que le hace sentir plena y feliz.

“Estamos aquí por algo grande, para amarnos. Creo que una de las cosas que diría es hacer de lado los prejuicios, las malinterpretaciones que tenemos del otro y de uno mismo porque son barreras y mientras más perdón y amor a nosotros mismos encontremos, abriremos puertas a la liberación”, dijo Demi en una entrevista con Naomi Campbell.

No importa cuántos comentarios en su contra haya, ni tampoco cuántas veces señalen sus arrugas o cuestionen si piensa recurrir a una cirugía plástica o no, la actriz es plena y hermosa y está viviendo su mejor momento al lado de su familia.

Basta de creer que las mujeres tenemos fecha de caducidad

Las mujeres siempre hemos vivido bajo la presión de vernos hermosas; mientras más terso y suave sea nuestro rostro, más deseables somos. Pero ésta es una falsa concepción implementada por un sistema que nos convence que debemos aspirar a la perfección física.

No tenemos fecha de caducidad que diga a qué edad dejamos de ser deseables o suficientes. Las famosas cada vez están demostrando más que la clave de la juventud eterna no está en el físico sino en dejar de luchar por cumplir expectativas ajenas.

Envejecer es inevitable y al parecer para nosotras es más una condena que para los hombres. Y es que mientras ellos envejecen como los buenos vinos, con las mujeres no dejan de ver las arrugas, las patas de gallo y las manchas como una señal de caducidad.

Como dijo la actriz Sarah Jessica Parker hace unos días: “Sé cómo me veo. No tengo otra opción. ¿Qué voy a hacer al respecto? ¿Dejar de envejecer? ¿Desaparecer?”

Aprendamos a dejar de temerle al paso de los años

Temer y combatir el proceso natural del envejecimiento es parte de la construcción social a la que estamos tan atadas. Y aunque a medida que pasan los años, perdemos nuestras habilidades fértiles, envejecer no deberían ser un gran problema.

Debemos de dejar de vivir tratando de cumplir con expectativas ajenas porque nunca le daremos gusto a nadie. Las personas siempre tendrán algo qué señalar por lo que la mejor forma de hacerlos callar es siendo felices a nuestro modo.

Claro, todas somos libres de recurrir a tratamientos o alternativas de belleza pero es importante que todo lo que hagamos sea por y para nosotras, no para darle gusto a nadie.

Tags

Lo Último


Te recomendamos