Espectáculos

Imanol Landeta, uno de los actores infantiles más populares se alejó de la actuación por culpa de la calvicie

El actor y cantante de la década de 1990 desapareció de las cámaras y se convirtió en un hombre de negocios

Imanol Landeta, uno de los actores infantiles y juveniles más reconocido de México en la década de 1990, dejó su prometedora carrera de la actuación y espectáculo por los negocios.

La culpable de la decisión fue la calvicie.

Comenzó desde muy niño en Plaza Sésamo. A los 14 años ya había participado en varias novelas de la televisión mexicana y despegó su carrera como cantante en 1997 con siete discos en su haber.

Es en 2010 que Landeta inicia su caída en el mundo del espectáculo, según Infobae.

Su último papel en las telenovelas mexicana fue en 2015 cuando interpretó a Julián Cisneros en Amor Sin Reservas.

A partir de ese instante sus redes sociales desaparecieron y su imagen en la televisión mexicana quedó para el recuerdo.

Siete años después aparece en una entrevista y cuenta que la calvicie fue la culpable de su alejamiento de las cámaras.

No encajaba en los estándares de galán

En una entrevista que le hizo Gustavo Adolfo Infante en su programa El minuto que cambió mi destino, dijo que no pudo luchar contra la genética.

Aseguró que su nuevo aspecto no encajaba en los estándares mexicanos de ser un galán de telenovelas.

Los problemas de calvicie y la incomodidad con el aspecto del hijo del famoso actor mexicano, Manuel Landeta, iniciaron a los 14 años.

Pero no es sino hasta los 22 que se hizo muy evidente y tuvo que hacer malabares para esconderla.

“Empecé a quedarme pelón a los 14 años. ¡Está de la fregada! Me tocaba el cabello con las manos y salían pelos”, expresó.

“A los 22, 23 años ya se me veía la lona y teníamos que hacer malabares para que pareciera que todavía tenía una gran mata. ¿Contra la genética qué haces?”, agregó.

Sueña con su melena

Imanol sueña con tener de nuevo su melena de la juventud.

“Que me clonen unos cuantos atrás. Han hecho el trasplante, pero la clonación (...) Creo que existe, pero comercialmente no está en el mundo”.

Los recuerdos en el mundo del espectáculo los tiene vivo en su mente, pero como el ave fénix renació y en la actualidad es un hombre de negocios.

“Tengo mis modelos a seguir en el mundo de los negocios (...) Así como en el mundo artístico, cuando me preguntaron ‘¿Qué significa para ti actuar?’, decía que era regalarle a la gente un momento distinto en su vida, yo quería hacer otra cosa que también tuviera un impacto en la vida de la gente”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos