Celebs

Anahí nos recuerda que pedir ayuda por nuestra salud mental es de valientes

La actriz reconoció que hubo etapas donde su salud mental y emocional no pasó por buen momento, por lo que tuvo que ir a terapia.

Anahí fue parte de RBD.

Anahí puede presumir de una carrera muy longeva en el espectáculo aunque apenas tenga 38 años. Y es que desde los 2 años de edad comenzó en el programa Chiquilladas y fue imagen de marcas, por lo que desde siempre ha sido famosa.

Sin embargo, esto con el paso del tiempo le pasó factura en su salud mental y emocional, pues después de estar sometida durante años a las críticas y a los detractores, decidió que lo mejor era alejarse del medio, sanar y recuperarse.

Anahí confiesa porqué se alejó de los escenarios durante años

“Siempre disfruté muchísimo lo que hice, he vivido agradecida de todo lo que pude conocer, crecer, experimentar, pero también hubo cosas un poco rudas que te marcan de una forma no tan positiva. Y eso me hizo pensar en tomarme un tiempo, sentía que mi salud mental y emocional no estaba tan bien”, comenzó diciendo en una entrevista, citada por People.

De hecho, el estar tan expuesta la hizo sentirse agotada durante una etapa de su vida, en la que decidió enfocarse más en crecer personalmente. “(Dije) hasta aquí de estar tan expuesta, de estar todos los días en un foro, estar expuesta a comentarios que en su día sí me lastimaron mucho, tanto a mí como a millones de niños que crecieron en este ambiente”, dijo.

Por esa razón decidió apartarse de la vida pública un buen tiempo y protegerse más, elevando su amor propio y reencontrándose consigo misma.

Anahí continúa haciendo algunos trabajos en la música y el modelaje.

“Estoy en un plano en mi vida en el que decido cuándo aparecer y cuándo no, pero cuando aparezco dar lo mejor de mí, no estar escondiendo una tristeza detrás de una sonrisa... sabemos cuando no queremos ya estar en un lugar y yo creo que es ahí”, continuó.

No obstante, para eso, antes tuvo que pedir ayuda y ser valiente, reconociendo en sí misma cosas que no estaban bien.

“Sí, claro, tuve que pedir ayuda, se vale pedir ayuda cuando uno lo necesita, y eso es de valientes. Hubo un momento en mi vida en el que necesité ese empujoncito. Me acerqué mucho a mi parte espiritual y eso me ayudó muchísimo, en el acelere de tantas cosas de los últimos años, no tienes el tiempo de aterrizar y estar en equilibrio”, finalizó.

Tags

Lo Último


Te recomendamos