Celebs

Revelan las últimas palabras de Brittany Murphy antes de su misteriosa muerte

Brittany Murphy parecía saber que estaba muriendo pero todos a su alrededor minimizaron su malestar

El 20 de diciembre de 2009, el mundo despertó con la terrible noticia de que la actriz Brittany Murphy, de entonces 32 años, había fallecido repentinamente tras colapsar en la casa de Hollywood Hills que compartía con su madre Sharon y su esposo Simon Monjack.

La actriz era considerada una de las favoritas de la industria por su talento histriónico además de que poseía un gran carisma y belleza.

Conocida por cintas como Clueless, Pequeñas grandes amigas y 8 Mile, Murphy había demostrado que tenía la capacidad de adaptarse a cualquier género, desde una comedia romántica hasta un drama o un thriller.

Ha pasado más de una década desde su muerte, sin embargo, las últimas palabras de Brittany Murphy siguen siendo desgarradoras. La actriz habría tenido una conversación con su madre en la que parecía saber que moriría.

Brittany estuvo enferma unas semanas antes y según un informe de la Oficina del Forense del Condado de Los Ángeles de 2010, su muerte se derivó de una neumonía no tratada, junto con anemia e intoxicación por drogas. Entre éstas había medicamentos supuestamente de prescripción médica para tratar el resfriado. Sin embargo, sus últimas palabras sugieren que sabía que estaba enferma de algo más grave que un resfriado común.

Fue el esposo de Brittany, Simon Monjack, quien reveló durante una aparición en febrero de 2010 en el programa nocturno de Larry King que la última conversación de la estrella había sido con su madre, Sharon Murphy. Según él, su esposa le dijo a su madre que ya sentía que se estaba “muriendo”.

“Esa mañana se despertó. No podía respirar “, dijo Simon en ese entonces. “Ella salió a tomar un poco de aire. Sharon la siguió. Ella dijo: ‘Mamá, me estoy muriendo. Te quiero’.”

—  Simon Monjack

Pero detrás de las declaraciones de Monjack hay ciertas inconsistencias pues un mes antes de esa entrevista, pareció restar importancia a la gravedad de la enfermedad de su esposa. “Tenía un poco de laringitis”, dijo. “Eso fue lo único. Aparte de eso, estaba perfectamente sana y bien “, dijo.

En el documental, What Happened, Brittany Murphy? la suegra de la actriz, Linda Monjack, recuerda otra conversación que tuvo con la estrella “justo antes de morir”. Según dice, la estrella de Uptown Girls le dijo que estaba luchando por respirar.

“Tengo problemas para respirar ... (Cuando) llego a la parte superior de las escaleras. No puedo respirar”(...) “Ella dijo: ‘¿Crees que me estoy muriendo?’ y yo dije: ‘No, por supuesto que no te estás muriendo. Estás bien, pero tienes que ir al médico’”.

—  Linda Monjack

Tras su muerte, Los tabloides difundieron rumores sobre una posible lucha contra la anorexia que según su esposo eran falsos. La actriz también tenía un soplo cardíaco, que pudo haberse complicado seriamente si a la anorexia se le agregaba su consumo de drogas. Pero al morir, Brittany tenía un peso saludable.

Simon Monjack murió menos de un año después por la misma causa que ella, lo que generó especulaciones generalizadas sobre la situación. Su fallecimiento también se consideró oficialmente un accidente pero se encontró una cantidad sorprendente de frascos de pastillas a nombre de Simon en la casa.

“Sacamos casi 90 frascos de pastillas vacíos de la habitación. Estaban a nombre y alias de Simon. Era como, ¿Quién tiene tantas cajas de pastillas? Tomó pastillas. Cuando regresamos cuando Simon murió, había un montón de recetas de nuevo”

—  Declaración del forense

Más detalles escalofriantes detrás de la muerte de Brittany

Cabe mencionar que Simon tenía una mala reputación pues no sólo tenía denuncias de desalojo de cuatro hogares diferentes y un encarcelamiento en 2007 por quedarse más tiempo con su visa de turista sino porque además se expresó mal de su propia esposa en varias ocasiones. “Brittany estaba haciendo estas películas espantosas que fueron directamente al DVD, tan horribles que quería suicidarse”, dijo en una entrevista.

Brittany había tenido un accidente automovilístico y otro en el set de la cinta 8 Mile que le provocó convulsiones. Para mitigar los malestares de ambos accidentes, los médicos le recetaron un potente antibiótico (Biaxin), al mismo tiempo que tomaba pastillas para la migraña, medicamentos para la tos y un analgésico nasal pues su esposo le había contagiado un resfriado tras volver de un viaje.

El padre de Brittany nunca estuvo completamente convencido de los hallazgos del forense por lo que consiguió una orden judicial para realizar pruebas en muestras de cabello de Brittany, que encontraron niveles anormalmente altos de 10 metales pesados potencialmente tóxicos, entre ellos el bario, que se usa en veneno para ratas.

Tags

Lo Último


Te recomendamos