logo
@veryloyalroyal / InstagramSarah y Jane, las hermanas de la princesa Diana que no conocías
Actualidad 16/08/2021

Sarah y Jane, las hermanas de la princesa Diana que no conocías

Durante su adultez, encontró en ellas a sus mejores cómplices.

Se habla mucho de los hijos, el esposo y el resto de la Familia Real que acompañó a la princesa Diana en sus años de mayor popularidad, pero poco de sus hermanas, parte de su círculo de apoyo más cercano e íntimo.

Seguramente, por los muchos altibajos que rodearon su relación con ellas, pues muchas veces se enfrió y Lady Di tuvo que enfrentar en solitario algunos de sus devenires dentro del palacio.

Sin embargo, las figuras de Sarah y Jane siempre estuvieron presentes en su biografía. De hecho, es gracias a Sarah que la aristócrata conoció al príncipe Carlos, debido a que la joven tuvo un romance breve con el heredero al trono.

En esa dinámica, se fijó en la mujer de 19 años que sería su esposa años más tarde, algo de lo cual Sarah presumió posteriormente: ser una especie de Cupido.

La relación de la princesa Diana con sus hermanas

La mayor de todos los hijos del Conde Spencer y Frances Ruth Roche es Sarah, actualmente de 66 años. A ella le sigue Jane, un año menor, y a continuación llegaron al mundo la princesa del pueblo y Charles Spencer.

Él es bien conocido públicamente, pues al ser de edades similiares se llevaban bien y es quien defiende el legado de su hermana.

Sarah y Jane, por su parte, se ausentaron durante parte de la niñez y juventud de la británica mientras estudiaban en internados. De hecho, fue cuando cumplió la mayoría de edad que la princesa Diana empezó a ser vista durante más tiempo con sus hermanas.

Según Vanity Fair, incluso se reunían para pasear, tomar café e intercambiar ropa, algo que se sostuvo incluso cuando ella se volvió famosa, puesto que fotografías constatan que en ocasiones llevaron los mismos looks que la princesa.

De acuerdo con la misma fuente, también Sarah solía acompañarla a algunos viajes reales en solitario, sabía de sus amantes e incluso la impulsa a ser “más atrevida”. Se convirtió en su confidente y un gran apoyo en su divorcio.

Con Jane hubo más distancia, especialmente en sus últimos años de vida, pues creía que su marido, Robert Fellowes, vigilaba sus llamadas al trabajar como secretario privado de la reina Isabel II.

Más de este tema:

Así fue la vez que Camilla Parker utilizó las joyas de la princesa Diana y creó

Víctima de Jeffrey Epstein demanda al príncipe Andrés por abuso sexual

Meghan Markle reaparece más guapa que nunca tras ser mamá para celebrar sus 40 años

Te recomendamos en video: