Entrevista a Fátima Flórez: "El humor es como tomarse un vaso de agua para mí"

Es una de las humoristas más queridas en Argentina. Pero tuvo que pelear para ser reconocida, como mujer y cómica.

En una entrevista con Fátima Florez, descubrimos a una mujer muy suave, que cada vez que se le menciona alguno de sus logros (es capaz de imitar a más de 150 personas), sonríe con afecto.

Para Fátima, el humor es una parte esencial de ella , tanto en lo profesional como a la forma de encarar la vida.

Florez, desde pequeña ya apuntaba maneras y destacaba por su viveza y extroversión.

"Desde muy chiquita ya me gustaba esto de jugar a disfrazarme, me ponían cosas en la cabeza, era muy creativa y obviamente empecé a prepararme en canto y danza[…] pero desde muy chica tuve muy claro que me gustaba lo artístico. En el colegio, siempre me elegían y estaba en todos los actos escolares, en todo, cuando otros chicos decían 'no, me da vergüenza', yo quería salir", narra.

Fátima, comenzó como bailarina a los 17 años en distintas obras del director Pepe Cibrián y poco a poco se fue dando cuenta de que no solo pretendía dedicarse a bailar sino que quería expresarse " a través del canto y del humor".

"Después de lo de Pepe ya empecé a comenzar esta carrera, que me costó mucho porque en el tema del humor siempre hubo mucho machismo", asevera.

Fátima, era una chica de 20 años, linda y bailarina. Eran principios del año 2000 y ahí el machismo estaba naturalizado en los medios, en los espectáculos, en la vida cotidiana. Costaba creer que una mujer de ese perfil quisiese ser humorista.

"Muchos cómicos y productores de la época creían eso, yo nunca lo hice, me pareció un error, es más, cuando veo parte del humor de antes, donde realmente se le faltaba mucho al respeto a la mujer o se hacían chistes que por ahí 'vos decís no puedo creer cómo', como uno medianamente aceptaba y no repudiaba esto, era tremendo, creo que como sociedad hemos evolucionado mucho y obviamente eso se traduce mucho en el humor.[…] Por eso al principio era raro ver a una chica que había empezado como bailarina, así que muchos me decían que me dedicase a hacer vedette, que tenía buen lomo o que las mujeres no hacían reír", revela.

La imitadora, menciona a Nini Marshall, una comediante de los años 30, a quien define cómo "la gran referente de lo que es el humor, una adelantada y una pionera", además de muchas.

 

EN LA CANCHA SE VEN LOS PINGOS

Florez, cita este refrán como definición de cómo logró ser respetada dentro del ámbito cómico.

"Creo que fue empezar a demostrar", reflexiona.

La comediante, recuerda cómo debutó en Showmatch en 2014, un programa también de formato humorístico que ella admiraba y que "no podía creer" cuando comenzó allí.

"Yo debuté con el personaje de Nacha Guevara y por ahí mucha gente no sabía que era yo y cuando al día siguiente fueron las notas en todos lados era también fuerte, nadie se imaginaba que era yo, uno va pensando en al carrera y pasaron cosas como momentos mágicos que te llevan a construirla y aquí estamos, el camino sigue", señala.

 

MÁS DE 150

Si hablamos de números, Florez puede decir que imita a más de 150 personajes argentinos, todos bajo un estudio minucioso.

"Fui estudiando todos los personajes de a uno a uno, solo en algunos casos algunos a la vez pero detenidamente necesito meses para estudiar un personaje porque desde el color de la voz, la psicología del personaje, lo que piensa, la esencia, el hueso, te lleva mucho tiempo. Yo todos los días de mi vida le dedico tiempo a las imitaciones", expone.

Fátima, trabajó también Periodismo Para Todos junto al periodista Jorge La Nata, donde se hizo mundialmente conocida por imitar a la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

"Fue hacer el personaje de Cristina y al día siguiente fue una locura, llamaron de todo el país, hasta de El New York Times, fue muy muy fuerte, porque era interpretar a la presidenta y en un programa donde se decían cosas, mucho rating, y una nunca no está preparada pero esta carrera te va sorprendiendo al día día".

 

Fátima Florez La humorista, tiene en su registro más de 150 personas imitadas. - Instagram

 

EL HUMOR EN TODAS SUS VERTIENTES

El humor es se traduce en el "oxígeno" de la cómica.

"Es como tomarse un vaso de agua para mí", describe.

Esto le ha servido a la comediante, para afrontar el confinamiento, debido al Covid-19.

"Nadie podía imaginar que podía pasar esto de la pandemia, lo veíamos en ficciones o en películas pero nunca creímos que íbamos a ser protagonistas, y creo que hay que salir siempre adelante, pase lo que pase", puntualiza.

Fátima, piensa que en la actualidad hay que "encontrarle el agujero al mate" y que el ser humano debe estar preparado para la adaptación.

Ella, comenta que comenzó este año muy bien a nivel profesional hasta que el 8 de marzo, el virus llegó a Argentina.

"Esto es un día a día, es un minuto a minuto, el que cree que tiene la forma está equivocado, hay que ir surfiando las olas", especifica.

Florez, manifiesta que ella introduce el humor en"todo lo que va pasando a diario, por la vía que sea(TikTok, imitaciones, streaming…)".

 

LA MUJER DEL BALCÓN

A los pocos días de empezar el aislamiento preventivo, el 30 de marzo, a Fátima se le ocurrió la idea de representar a distintos de sus personajes, como a La One, Moria Casán, disfrazada, en pleno balcón.

Esto generó una respuesta muy positiva por parte del vecindario, que salían expresamente para verla.

"No estoy acostumbrada a estar en mi casa paveando, siempre estoy muy a full[…], entonces dije 'voy a utilizar este balcón y que vayan desfilando los diferentes personajes'. Un día apareció Moria (A quien imita).Los vecinos se iban asomando desde los balcones y se fue armando algo muy lindo", expresa.

Ahora, dice que no sale tanto al balcón, pero que sigue con TikTok, una red en la que también se convirtió en viral, y declara que está preparando un streaming, sobre Fátima Superstar, una obra que interpretó hace dos años.

Su actuación le supuso la Estrella de Mar de Otro en Mar del Plata, y le ha llegado una propuesta de Teatrix para exponerla, a finales de septiembre.

"Todos atentos ahí en Teatrix que muy pronto se viene Fátima Superstar", anuncia.

La humorista, antes de despedirse de mí como Fátima, vuelve a imitar a Cristina Fernández de Kirchner, donde vuelve a demostrar que el amor a la vocación, es uno de los aspectos que más auto realización suponen en la vida de una persona.

 

No te pierdas el video en