La princesa Charlene se robó todas las miradas con su peinado con forma de tiara

La princesa deslumbró en un acto de la realeza de Mónaco con unas trenzas que simularon a la perfección una corona.

La familia royal de Mónaco ya salió del confinamiento por el covid-19 y lució muy feliz. Todos celebraron la noche de San Juan, desde el palacio de Grimaldi, y en compañía de sus mellizos.

Pero, como en ocasiones anteriores, fue la princesa Charlene la que se robó todas las miradas en el acto por su elegancia y su particular peinado, bastante humilde y creativo.

Charlene, de 42 años y madre de Jacques y Gabriella, lució su cabello recogido en una trenza que recorrió toda su cabeza a modo de corona.

El peinado de la consorte de Mónaco adquirió más estilo y personalidad gracias al flequillo ralo.

Ese estilo de peinado en el cabello es ideal para las noches de verano que requieren algo más de etiqueta y en las que la melena suelta puede llegar a ser agobiante por el calor.

“Sencillamente, hermosa”, “elegante y bella”, “quiero ese peinado en forma de tiara, que original”, “no hace falta una corona real para lucir bella”, fueron algunos de los comentarios de la foto de Charlene en las redes sociales.

Con labios rojos

Ahora, el contraste entre madre e hija ha sido mayor: Gabriella lució un vestidito blanco con volantes en las mangas y un adorno floral a juego en el pelo y la princesa consorte Charlene con un elegante vestido negro abotonado que se adaptó perfectamente a su silueta.

El look royal de Charlene lo completó unos llamativos labios rojos que se combinó a la perfección con su vestido color negro.

El resto del maquillaje fue sutil, con ligeras sombras marrones y un suave rubor en las mejillas.

A su outfit la princesa no añadió más complementos y solo utilizó su gran anillo de compromiso, combinado con unos pendientes de diamantes a juego más pequeños, pero que realzaron su hermoso rostro.

Para la ocasión, el príncipe Alberto de Mónaco y su hijo optaron por trajes similares en azul marino, los complementos y detalles fueron diferentes.

Alberto llevó corbata azul marino y su traje estaba rematado con botones dorados, el del pequeño Jacques era más sencillo y su corbata, gris azulada muy clara.

Kate Middleton deslumbra con un hermoso vestido veraniego

A través de un videomensaje, la duquesa de Cambridge sigue dando cátedra de estilo durante la cuarentena.

Te recomendamos en video: