Lucero sorprendió con la anécdota más alocada que vivió en la grabación de una película

Aunque ahora está más volcada a su carrera como cantante, recordó su paso por la televisión

Entre las celebridades que se han unido a la tendencia de tener sus propios canales de Youtube para compartir las intimidades de su vida y aspectos de su carrera está Lucero, que dejó recientemente un episodio que ha sorprendido a más de uno.

Y es que aunque se conoce que en los sets de grabación se hacen muchos inventos para poder transmitir en pantalla todas las emociones, hay producciones que llevan esto a otro nivel como lo dejó claro en Mucho que contar, el nombre de su espacio.

Así le sucedió cuando justamente grababa una escena romántica en el último largometraje en el que participó. Fue Zapata, El sueño del héroe, en 2005, junto a Alejandro Fernández.

Lucero Lucero en su faceta de actriz. - Instagram

En una de las secuencias el cantante debía empujarla a un espejo para crear un efecto impactante después de un beso cuando una peligrosa idea vino a la mente de los realizadores.

“En esta escena, Alfonso Arau (el director) tenía la idea de que cuando nos besáramos, nos acercáramos Zapata y mi personaje, él como que me empuja en un momento medio apasionado, me empuja al gran espejo que había detrás de mí y ahí es donde Alfonso piensa que el espejo se fracture y así ver una imagen fragmentada de nosotros dos”, inició según la revista Quién.

Pero cuando empezaron a filmar la escena, el espejo no se rompía porque era muy grande y la idea era no herir a la mexicana de 50 años.

Fue ahí cuando la producción decidió colocar a una persona de efectos especiales que golpeara con un martillo el espejo justo en el momento que gritaran la voz de acción.

"Entonces Alejandro me empuja como lo habíamos ensayado y la persona da el martillazo por detrás y me descalabra. Sí señores ¡me descalabró!”, contó entre risas la también presentadora de televisión y empresaria

En consecuencia empezó a sangrar y le quedó un dolor muy fuerte en la cabeza por lo que tuvo que ser atendida por los servicios médicos del estudio, aunque no requirió ir al hospital.

“Fue un poco horrible, la gente de efectos especiales me pidió disculpas miles de veces, al día siguiente me enviaron un ramo de flores enorme, nos reímos mucho al final y no pasó a mayores”, agregó.

Te recomendamos en video: