Kim se salta las reglas y le da golosinas al hijo de Kourtney Kardashian

Después de esto, Kourtney tendrá más cuidado sobre con quién deja a su hijo.

Kourtney Kardashian no es una fanática del azúcar ni la comida chatarra, como todos los fanáticos de Keeping Up With The Kardashians deben saber, como esa vez que tuvo una discusión con su hermana Kim sobre organizar una fiesta con temática de caramelo.

Lamentablemente, para muchos niños las golosinas es como polen para las abejas, por lo que están dispuestos a hacer lo que sea para conseguir un poco, y Mason Disick, el hijo mayor de Kourtney, no es una excepción.

Afortunadamente para Mason, su tía Kim se opone mucho menos a las golosinas que su mamá, como demostró con su última publicación de Instagram.

View this post on Instagram

When I baby sit…

A post shared by Kim Kardashian West (@kimkardashian) on

Kim Kardashian compartió una foto de ella comiendo algún tipo de sabroso dulce con recubrimiento de chocolate, mientras Mason come algunas palomitas de maíz, subtitulando la publicación "cuando hago de niñera…"

En su ya extinto sitio web, Kourtney Kardashian explicó por qué mantiene esas restricciones dietéticas para sí misma y sus hijos: "hace unos años, los niños y yo nos hicimos pruebas médicas y descubrimos que tenemos sensibilidades tanto a gluten como a los productos lácteos", escribió en 2018. "Después de hablar con mi médico y hacer algunas investigaciones, decidí probar una dieta sin gluten y libre de productos lácteos".

Sin embargo, en una entrevista con la revista Health a principios de este año, subrayó que sus hijos todavía tienen ciertos gustos ocasionales y les deja comer uno que otro dulce. "Con nuestros hijos, trato de no forzar las cosas. Les enseño [a comer] cosas saludables y todo con moderación", dijo Kourtney Kardashian. "Cuando vamos a Disneyland, comemos lo que sea, ¡no estamos trayendo nuestras propias golosinas!", comentó entre risas.

Te recomendamos en video