Reina Isabel da período de transición a Harry y Meghan y les entrega apoyo para crear una nueva vida

¿Fin a la crisis tras reunión clave de la familia real?

Este lunes la corona británica sostuvo una reunión clave en la casa de campo de la reina Isabel II en la localidad inglesa deSandringham, luego que el príncipe Harry y su esposa Meghan Markle anunciaran sus deseos de independizarse de la realeza.

Ante esta situación, la prensa se encontraba expectante por lo que acontecería en el lugar, mientras la prensa británica aseguraba que existía un quiebre real, indicándose que incluso ni siquiera existía comunicación en el grupo de WhatsApp familiar.

Por lo mismo la cita era considerada una reunión clave, a la cual asistiría además de la reina Isabel II y Harry, su hermano William y su padre Carlos. En tanto, Meghan estaría mediante una videoconferencia desde Canadá, donde se encuentra con su hijo Archie.

Y justamente tras el encuentro el Palacio de Buckingham emitió un comunicado, en donde la corona británica asegura que apoyan la decisión de los duques de Sussex.

"Hoy mi familia tuvo discusiones muy constructivas sobre el futuro de mi nieto y su familia. Mi familia y yo apoyamos por completo el deseo de Harry y Meghan de crear una nueva vida como una familia joven", sostiene el texto escrito a nombre de la reina Isabel.

"Aunque hubiéramos preferido que siguieran trabajando como miembros de la familia real a tiempo completo, respetamos y entendemos su deseo de vivir una vida más independiente como familia sin dejar de ser una parte valiosa de mi familia", se señala.

De igual manera, recalcan que "Harry y Meghan han dejado en claro que no quieren depender de fondos públicos en sus nuevas vidas".

"Por lo tanto, se acordó que habrá un período de transición en el que los Sussex pasarán tiempo en Canadá y el Reino Unido. Estos son asuntos complejos que mi familia debe resolver, y aún queda mucho trabajo por hacer, pero he pedido que se tomen las decisiones finales en los próximos días", finaliza el comunicado.