Miley Cyrus resuelve una demanda en su contra por 300 millones de dólares

La cantante ha comenzado el año de buena manera

Miley Cyrus ha resuelto una demanda por infracción de derechos de autor de 300 millones de dólares por parte de un compositor jamaicano que acusó a la estrella del pop de robar su éxito de 2013 "We Can't Stop" de una canción similar que grabó un cuarto de siglo antes.

View this post on Instagram

sis cant be bothered with captions in 2020

A post shared by Miley Cyrus (@mileycyrus) on

 

Michael May, quien actúa como Flourgon, demandó a Cyrus en marzo de 2018, alegando que "We Can't Stop" se parecía mucho a su canción de 1988 "We Run Things", a la que llamó un favorito del reggae desde que llegó al número 1 en su país de origen.

May acusó a Cyrus y su sello RCA Records, propiedad de Sony Corp, de malversación de material, incluida la frase "Corremos cosas. Las cosas no corren nosotros", que ella cantó como "Corremos cosas. Las cosas no corren nosotros".

 

May, Cyrus, Sony y otros acusados ​​presentaron el viernes una estipulación conjunta en la corte federal de Manhattan que puso fin a la demanda con prejuicio, lo que significa que no se puede volver a presentar.

Los abogados de Miley Cyrus dijeron en una carta del 12 de diciembre que se había firmado un acuerdo de conciliación y que la estipulación se archivaría "a la espera del pago del producto de la conciliación", que no se especificaron.

Te recomendamos en video