El príncipe Andrew ha sido completamente desterrado de la familia tras ser relacionado con un delincuente sexual

William, Harry y los demás le han dado la espalda a su tío

Las consecuencias de la desastrosa entrevista del príncipe Andrew sobre su amistad con el delincuente sexual convicto Jeffrey Epstein ha visto colapsar su papel real oficial en casi 10 días.

 

Pocos días después de que Andrew, de 59 años, anunciara que estaba "alejándose" de los deberes públicos para el "futuro previsible" el 20 de noviembre, ahora parece solo cuestión de tiempo antes de que se confirme que no continuará con nada oficial. "Toda su existencia pública ha sido eliminada por su propio comportamiento", dijo el historiador real Robert Lacey, autor de The Crown: The Official Companion Vol. II, a la revista People.

La familia real no se había enfrentado a un escándalo como el del príncipe Andrew

La semana pasada, se vio obligado a retirarse de un viaje a Bahrein para una reunión internacional de su organización Pitch, que promueve emprendedores y nuevas ideas en gran medida en el sector tecnológico. Y su oficina está programada para mudarse del Palacio de Buckingham y centrarse en Pitch en lugar del trabajo real oficial.

 

Los movimientos para distanciar la monarquía de todo el desastre del Andrew y su amistad con Epstein han sido rápidos, luego de las discusiones entre la madre del príncipe, la reina Isabel, su hijo mayor, el príncipe Carlos y otros miembros de la realeza. La decisión "muestra que los miembros de la realeza pueden moverse muy rápidamente y sin piedad", dice Lacey.

Te recomendamos en video