Así fue como la princesa Diana se enfrentó a la reina Isabel y el príncipe Carlos por sus hijos

Lady Di cambió muchas reglas de la realeza.

La princesa Diana llegó a la realeza para cambiar sus normas y reglas, aunque la reina Isabel y el príncipe Carlos nunca estaban de acuerdo.

Y desde que tuvo a sus hijos, los príncipes William y Harry, su lucha fue mayor, pues estaba dispuesta a hacer lo que sea por la felicidad de sus hijos.

Lady Di quiso que sus dos hijos tuvieran una vida normal y experimentaran las cosas que cualquier niño vivía fuera de la realeza, por lo que constantemente le daba “días libres”, a escondidas de su esposo y su suegra, en lo que sus hijos no actuaban como príncipes.

En la biografía de 1992 de Andrew Morton, “Diana: su verdadera historia”, la princesa confesó cómo trató de ejercer influencia sobre sus hijos.

Desde el principio, Diana se enfrentó a la realeza, pues la reina y el príncipe Carlos querían elegir loa nombres de los dos, pero ella no lo permitió.

“Elegí los nombres William y Harry porque las alternativas eran Arthur y Albert. No, gracias. No hubo peleas por eso. Fue solo un hecho consumado", dijo la princesa.

 

Además, rompió con una de las tradiciones al momento del nacimiento de los dos príncipes, y es que el padre nunca estaba presente en el nacimiento de sus hijos, pero el príncipe Carlos sí estuvo presente a petición de Diana.

De hecho, el príncipe Felipe no estuvo en el nacimiento del heredero del trono.

Por otro lado, Lady Di llevaba a sus hijos a McDonald’s para consentirlos con comida rápida, algo que era impensable en la realeza, y que por supuesto no tenían permitido.

"Los tres se escapaban a McDonald's para comprar un Big Mac con papas fritas antes de regresar al palacio para mirar Blind Date", dijo el mayordomo de la princesa al Mirror.

 

Además, el chef Darren McGrady, quien trabajó en la cocina del Palacio durante 11 años contó que la princesa le pedía que no le preparara comida a sus hijos, pues los llevaría a comer en la calle.

"Recuerdo una vez que la princesa vino a la cocina y dijo: 'Cancela el almuerzo para los príncipes, que los llevaré a comer afuera, nos vamos a McDonalds's'. Y yo le dije: 'Ay mi Dios, su majestad, yo puedo hacer eso, puedo hacer hamburguesas’, y ella dijo ‘No, es el juguete lo que quieren'”.

 

Te recomendamos en video