5 razones por las que Tuxedo Mask de 'Sailor Moon' no es tan perfecto como creíamos

Sí, todas nos enamoramos del apuesto Darien cuando vimos 'Sailor Moon' pero quizá no era el mejor candidato

Las transformaciones mágicas, los gatos parlantes y el poder del prisma lunar nos tenían a todos encantados con 'Sailor Moon'. Sin embargo, fue la entrada entre pétalos de rosa de Tuxedo Mask, lo que terminó por hacernos caer rendidas de amor.

Si llegaste a ser fan de la serie, tendrás claro que el romance entre Usagi (Serena) y Mamoru (Darien) es uno de los más famosos del anime. Y sí, era muy lindo y todo pero la verdad es que nunca fue el "príncipe encantador" que todas creíamos. Aquí te dejamos algunas de las razones.

Sale con chicas que son demasiado jóvenes para él

Siempre ha existido una polémica en el anime debido a que los personajes suelen hacer cosas que en muchos países está mal visto. Estamos hablando de que salen con menores de edad, como en el caso de Darien, un joven apuesto de 19 años que se enamora de una Serena de 16 años. Pero según el manga, Darien es un estudiante universitario de 17 años y Serena, una estudiante de secundaria de 14 años. Quizá somos demasiado moralistas y la diferencia de edad no es demasiada, pero es extraño que un adulto busque románticamente a una menor de edad.  Y definitivamente no ayuda que ella actúe como una niña aún más inmadura para su edad y que Darien se vista como un hombre de negocios de 28 años.

Hay que recordar que en un tiempo, Darien sale con Rei, quien también era menor. Así que si lo piensas descabelladamente, ¿qué hacía un joven universitario rondando las escuelas secundarias?

 

Es pésimo para pelear

Tuxedo Mask existe por una razón: Ayudar a las Sailor Scouts. Aunque el personaje rompió con el estereotipo del héroe que salva a la damisela en peligro, en realidad terminó siendo más un estorbo o una burla.  Piénsalo, sus majestuosas intervenciones consistían en  aparecen entre pétalos de rosa y en muchos episodios terminó siendo apaleado por el enemigo, obligando a 'Sailor Moon' a rescatarlo e incluso a revelar su identidad.  En algún momento, comienza a usar un bastón pero no es como que lo haga más útil pero al final, su aparición en el campo de batalla usualmente hace que el trabajo de las Scouts sea más difícil.

Es terrible para dar apoyo moral

Bueno ya que su función no era salvar a las Scouts ni intervenir en la batalla con super habilidades, al menos dedicó su tiempo a dar apoyo moral. ¿El problema? ¡Que tampoco fue útil! Por ejemplo, la primera vez que Darien y Serena se encuentran como Tuxedo Mask y Sailor Moon, está llorando porque tiene problemas para derrotar a Morga. Tuxedo Mask le dice: "Debes recordar que llorar no resolverá ninguno de tus problemas". En primer lugar, que alguien te diga que dejes de llorar en un momento tan angustioso, te hace llorar más. Y eso es exactamente lo que pasa: Sailor Moon solo llora más fuerte. Al final, su llanto es lo que ayuda a derrotar a Morga, porque lo convierte en ondas supersónicas. Así que si hubiese seguido su consejo de dejar de llorar, probablemente no habría ganado la batalla.

Es una enorme responsabilidad para las Sailor Scout.

Pareciera que el único propósito de este galán es ser secuestrado y apaleado por los malos. De acuerdo, la serie trata de resaltar el poder femenino donde Sailor Moon es la heroína y Tuxedo Mask la damisela en apuros pero es demasiado que este tenga que ser rescatado todo el tiempo y que nunca haga nada al respecto más que esperar a que las chicas lleguen por él.

Sabotea su relación con Serena del futuro

En Sailor Moon R, Darien tiene un sueño recurrente en el que Serena muere debido a su relación y él decide romper con ella. Este hombre con frecuencia tiene sueños proféticos, por lo que es un poco razonable. Sin embargo, la forma en la que lleva la ruptura es horrible. Probablemente podría haber resuelto las cosas de forma diferente pero se fue por el clásico drama: "Voy a protegerte diciendo que nunca estuve enamorado de ti", haciendo que Serena se sienta emocionalmente devastada. Vaya patán.

 

Te recomendamos en video