5 situaciones que llevaron a José José a perder el control de su vida

La vida de José José estuvo llena de éxitos pero también de escándalos

José José será por siempre uno de los intérpretes mexicanos más reconocidos a nivel mundial por canciones como La Nave del Olvido y El Triste. Su voz romántica y melancólica marcó a generaciones pero detrás de todo ese talento, existió un lado oscuro, lleno de polémica.

El Príncipe de la Canción vivió como quiso pero habría sido sometido a situaciones que lo llevaron a ir perdiendo poco a poco el rumbo de su vida, entre fiestas, alcohol, malos negocios y una enfermedad que terminó por consumirlo.

Desamor y alcoholismo

En una entrevista para la versión en español de la revista Vanity Fair, el cantante reveló los motivos que lo llevaron al mundo del alcoholismo que le trajo un sin fin de problemas.

“Cuando te traiciona una mujer te refugias en tus amigos, cuando te traicionan tus amigos te refugias en la botella; es muy doloroso, he cargado con tantas traiciones que no me quiero acordar porque me vuelve a doler”, reveló.

El tema 40 y 20  habla de su relación con Natalia Kiki Herrera Calles, quien era 20 mayor que él.  El amor surgió a primera vista; sin embargo, la familia de Kiki no aprobaba la relación. Eso no fue impedimento y contrajeron matrimonio un año después de conocerse.

José José relató en su libro Ésta es mi vida que ella era mala, calculadora e insensible. Además, fue la causante de que se haya sumido en el alcoholismo y la adicción a las drogas.

El cantante habría recaído en el alcohol tras divorciarse de Ana Elena Noreña Grass, su segunda esposa. En esa época terminó viviendo en un taxi y casi dándose por vencido.

Su matrimonio con Sara Salazar 

José José  y Sara Salazar se conocieron en  Estados Unidos en 1993. Ella ya tenía dos hijas y estaba divorciada. El cantante asistió a una fiesta donde ella lo confundió con un cantante de salsa y así fue como abrieron conversación.

Ella  le dio su número de teléfono y meses después, él la llamó  desde el lugar donde estaba internado por sus adicciones. Sara lo  visitó y posteriormente le propuso que fuera su novia. Se casaron en 1995 y la pareja le dio la bienvenida a su hija Sarita. A pesar de que las cosas no fueron fáciles debido a las adicciones del cantante, lograron funcionar como una familia disfuncional junto a sus otros dos hijos. Sin embargo, las cosas se complicaron cuando presuntamente Sara provocó malos entendidos entre José Joel y su padre que provocarían un distanciamiento.

La pérdida de su voz 

El intérprete de El Triste perdió la voz a causa de la enfermedad de Lyme, bacteria que le ocasionó una parálisis casi total del lado izquierdo.

“Tengo problemas con este ojo, la laringe, la faringe, con el pulmón, con el estómago, mis intestinos… Todo como resultado del ataque de la bacteria”, informó el cantante en 2015.

Este suceso llevó a José José a pensar en el suicidio.

“Cuando perdí la voz por primera vez pensé en el suicidio, hubo una vez en que yo me metí la pistola en el paladar, y no funcionó. ¿Qué más señal pude haber pedido de que no era mi momento y de que algo más hermoso venía?”.

El cáncer 

El 24 de marzo del 2017, José José anunció que le habían diagnosticado cáncer de páncreas y que había iniciado un tratamiento de quimioterapias. La vida del intérprete pendía de un hilo; sin embargo, continuaba bajo vigilancia médica y el cuidado de sus hijos José Joel y Marysol.

José José se encontraba en plena recuperación luego de una operación para erradicar el cáncer, cuando su hija menor llegó con un notario a su casa, con la intención de firmar un documento en el que le cedía sus derechos. En dicha reunión estuvo también Laura Núñez, exasistente del cantante, quien le insistió al cantante que no tomará esa decisión en ese momento. Aunque en un principio se negó, la presión de Sarita hizo que terminara accediendo. Del mismo modo, voló a Miami pese a que no podía hacerlo.

Una vez en territorio norteamericano, nadie supo bajo qué condiciones vivió el cantante hasta el día de su muerte.

Sarita

Durante un tiempo se dijo que su hija Sarita lo había estado presionado y chantajeado, además de que su hermana Monique (hija de Sara Salazar)  le habría robado dinero. Sarita, quien se quedó con la custodia de su padre, se limitaba a decir que él estaba muy bien pero que no había comunicación con sus hermanos.

Mucho se habla sobre un secuestro por parte de Sara y Sarita, quienes mantenían al intérprete en su casa de Miami, alejado del ojo público y de sus otros hijos. En febrero de 2019 se filtró un audio en el que se escucha a Sarita pidiéndole a su padre que le cediera las regalías de su música.

Con su muerte, la joven de 24 años despertó un gran escándalo al no informar a sus hermanos sobre cómo había fallecido y lo que había pasado con el cuerpo.

Te recomendamos en video