5 lecciones de fortaleza que nos dejó Edith González

La valentía de la actriz dejó huella en la historia de México.

Un ejemplo de fortaleza

La muerte de Edith González ha generado un fuerte impacto en la sociedad mexicana, y de Latinoamérica en general. No solamente marcó la historia de las telenovelas mexicanas generando una gran nostalgia en todos.

También se convirtió en una importante vocera cuando se trata del cáncer de ovario. Lo fácil hubiera sido quedarse con su dolor, pero ella lo compartió al mundo entero para hacerlo una lección, y así ayudar a otras mujeres.

Así enfrentó su enfermedad, con honor, y mucha fuerza. Esto la ha convertido en un icono entre todas las mujeres, y personas en general. Los problemas son inevitables, lo importante es como los abordes.

Hacen el último homenaje a Edith Gonzalez con esta hermosa fotografía

Alguien accedió a su cuenta de Instagram para subir una última publicación.

1.- Valentía ante los problemas.

La vida está llena de obstáculos, y es algo que no podemos cambiar. Algunos más sencillos, otros que requerirán toda tu fuerza. Es imposible querer evadirlos, y eso nos enseñó la actriz mexicana.

No escondió jamás su enfermedad, la abordó como tal, y no se dejó caer en la depresión. En sus palabras: "Si algo no me permito es ser víctima". 

2.- Jamás rendirse.

Siguió luchando hasta el ultimo momento, y todo con una sonrisa en los labios. No se permitió que la vida se pusiera en pausa, así sin cabello o con cabello, ella mostraba esa alegría en todo momento.

3.- No temer a la muerte.

Ella se reía de la muerte, y no es que no tuviera miedo, pero tampoco quería que eso marcara su día a día. Lo importante para Edith era lo que iba a hacer con su vida mientras la tuviera.

Por ello se esforzó en dar valiosas lecciones a su hija, a las mujeres con esta enfermedad, y a cualquier persona con sus sabios consejos.

4.- Apoyar a todos.  

Se volvió la voz del cáncer, la terrible enfermedad que la padece toda una familia. También afecta a todos los que están a tu alrededor, y la actitud con la que tomes tu vida. 

5.- La alegría de todos los días. 

Se vale estar triste, sentir miedo e inseguridad. Llóralo, no lo evites, pero no dejes que eso defina tu vida. Edith González nos enseñó a jamás perder la alegría sin importar las adversidades. ¡Grande Edith!

View this post on Instagram

Compartir! Vivir! Amar! #smile 😃😜

A post shared by Edith Gonzalez Lazo (@edithgonzalezmx1) on

Te recomendamos en video: