Las tragedias de Keanu Reeves que lo convirtieron en un hombre altruista y alejado de los lujos

Cada una de las cosas que ha vivido Keanu Reeves, mundialmente célebre por la saga Matrix, lo han hecho replantearse las cosas.

Keanu Reeves se sale del molde. Famoso y millonario ha tenido como muchos una vida de altibajos. El abandono de su padre, la muerte de su bebé de 8 meses de gestación, el trágico fallecimiento de su exnovia y madre de su niña muerta y el cáncer de su hermana ha puesto a prueba su vida. También perdió al que fuera su mejor amigo por una sobredosis de drogas.

Cada una de las cosas que ha vivido Keanu Reeves, mundialmente célebre por la saga Matrix, lo han hecho replantearse las cosas verdaderamente importantes, incluso, tomando distancia de los derroches y lujos propios del mundo de Hollywood.

Considerado por muchos un hombre solitario, Keanu Reeves, vive en un modesto apartamento, usa transporte público, va al supermercado y conversa con personas en situación de calle. Esto sin contar toda la actividad filantrópica a la que destina millones cada año. Mucho de esto lo hace en silencio.

Keanu Reeves saltó a la fama luego de varios traspiés por sus intervenciones en películas como Point Break (1991), My Own Private Idaho (1991), Drácula, de Bram Stoker (1992), Speed (1994), The Devil's Advocate (1997), la trilogía de The Matrix (1999, 2003), Constantine (2005), La casa del lago (2006), The Day the Earth Stood Still (2008), Man of Tai Chi (2013) y la saga de John Wick.

En 2011 fundó, junto con su amigo Gard Hollinger, una empresa dedicada a la fabricación de motocicletas bajo el nombre Arch Motorcycle.

Keanu Reeves nació el 2 de septiembre de 1964 en Beirut, Líbano. Su madre, Patricia Bondo , tras separarse de su papá, el geólogo Samuel Nowlin, emigró a Canadá.

El nombre de Keanu es originario de Hawái y significa “Brisa fresca sobre las montañas”. Keanu tuvo varios padrastros. Su madre quedó de nuevo embarazada de su hermana Karina Miller.

Las tragedias

En diciembre de 1999 su entonces novia, Jennifer Syme actriz y asistente personal, dio a luz con ocho meses de gestación a una bebé mortinata (nacida muerta) con leucemia, a la que llamaron Ava. Tras la muerte de la niña, Jennifer desarrolló una depresión post-parto que la pareja no supo manejar, por lo que terminaron su relación, aunque siguieron siendo amigos.

En abril de 2001, 18 meses después, Syme, de veintinueve años, murió en un accidente de tránsito cuando regresaba de una fiesta del cantante Marilyn Manson. Keanu quedó devastado.

En 2002, a poco más de un año haber perdido al amor de su vida, Keanu se enteró de que su hermana estaba batallando nuevamente contra la leucemia. Kim (entonces de 35 años), había sido diagnosticada con la enfermedad cuando era una niña, pero logró derrotar el cáncer, aunque no por completo.

Keanu retrasó el rodaje de la secuela de Matrix y canceló su gira por Asia junto a su banda “Dogstar”, para acompañarla.
“Ella es lo más importante para mí. Cuando te enfrentas a una situación como ésta con un ser querido, todo se pone en perspectiva”, señaló.

“Ella siempre estuvo a mi lado. Siempre estaré aquí para ella”, expresó al referirse a su amada hermana, víctima de la leucemia.

El cáncer su hermana lo conmovió tanto que donó las ganancias de Matrix a hospitales donde se atienden pacientes de cáncer, a estudios científicos y otras obras benéficas.

“El dinero es lo último que necesito”, confesó. “Podría vivir los próximos siglos con lo que ya he ganado”, reflexionó.
Keanu Reeves es una muestra de crecimiento personal en medio de adversidades.

Te recomendamos en video: