El gran error en el último episodio de 'Game of Thrones' que tiene a los fanáticos muertos de risa

Es la serie más vista en la historia de la televisión

Game of Thrones es una obra de arte. Este es el programa que nos hace regresar temporada tras temporada para ver el pináculo absoluto en la televisión de alta fantasía. Este es el programa que le cuesta a HBO un estimado de 15 millones de dólares por episodio. Y este es el programa que acaba de dejar una taza de café Starbucks en el set durante uno de los episodios más grandes de la historia.

 

El episodio 4, titulado El último de los Starks, se estrenó el domingo por la noche, y los fanáticos se llenaron de alegría al ver cómo todo se desvaneció después de la épica batalla de Winterfell. Hubo giros sorpresa, hubo momentos de pasión y hubo un error descarado por parte de los diseñadores de producción.

 

Y como se trata de Game of Thrones, los fanáticos notan cada pequeño detalle, por lo que un vaso de una de las marcas más reconocidas en el mundo no iba a pasar desapercibido.

 

Es difícil ver si en realidad es una taza de Starbucks, pero es mejor que creas que tomarán el reconocimiento de la marca.

 

Para ser justos, esto solo muestra que la gente detrás de este espectáculo, una de las obras más bellas de la perfección de la cultura popular que hemos visto, todavía son humanos. Se cansan, necesitan café y de seguro la comprarán para poder seguir rodando esos largos capítulos en las noches frías de Westeros.

Te recomendamos en video