Julián Gil está dispuesto a ir a la cárcel por la bandera de Puerto Rico y esta es la razón

Gran controversia gira en torno al actor, tras inaugurar un restaurante en Miami con una peculiar y colorida fachada

Después de la polémica que persiguió al actor por la custodia de su hijo con Marjorie de Sousa, ahora una nueva se cierne sobre su faceta como empresario.

Se trata de la controversia que afronta Julián Gil a raíz del mural de la bandera de Puerto Rico pintado en su local La Placita, ubicado en el MiMo Biscayne Boulevard, en Miami.

El actor, quien también es el promotor de las 'Fiestas de la Calle Miami', ha recibido órdenes de elimina el pintoresco homenaje a la Isla del Encanto, fundamentadas en ordenanzas y leyes locales.

Sin embargo, Julián insiste en negarse asegurando que continuará llevando contra toda adversidad y rechazo un "pedacito de Puerto Rico" en la Cuidad del Sol.

El actor atribuyó la controversia desatada a raíz de un manifiesto de racismo contra los puertorriqueños de un sector en Miami y que si tuviese que enfrentar algún proceso legal estaría dispuesto a llegar hasta las últimas consecuencias, incluyendo cárcel.

"Sí estaría dispuesto a coger cárcel y el tiempo que sea. Si no la he cogido por otras cosas… porque no hacerlo por Puerto Rico. La bandera se quedará pintada y no se va a borrar". Aseveró el actor durante una conferencia de prensa.

El actor ha contado con el apoyo de toda la comunidad latina y en especial de la diáspora boricua alrededor del mundo.

La Placita es un punto que ya se ha vuelto referencia por ofrecer, además de una vista espectácular para recrear fotografías, un menú inspirado en la gastronomía caribeña, en especial de Puerto Rico.

Te recomendamos en video: