Este sería el verdadero final de 'La maldición de Hill House' ¡Escalofriante!

La serie se convirtió en el gran éxito de Netflix este año

La Maldición de Hill House ha inspirado todo, desde disfraces épicos de Halloween hasta teorías desgarradoras sobre los cinco hermanos Crain, pero pocas cosas han generado tanto ruido que la noticia de que el drama de terror de Netflix originalmente tuvo un final alternativo, que es más desgarrador.

Durante una entrevista con Thrillist, el creador de la serie, Mike Flanagan, reveló que la escena final inicialmente iba a ser muy, muy diferente (y muy, muy deprimente). Como recordarán, el programa se resuelve con una nota feliz, cuando la familia se une después del trauma que experimentan y sigue adelante con sus vidas: Steven va a ser un padre, Shirley y su esposo parecen haberse reconciliado, Theo se ha casado Trish, y Luke celebra estar dos años sobrio.

Pero en la escena de los hermanos que le dieron a Luke un pastel para marcar el hito, Flanagan consideró colocar una pequeña ventana vertical en el centro de la pared detrás de la familia en lugar de las pinturas que finalmente aparecen en el marco.

hill

 

 

En el caso de que todos esos fantasmas y escalofriantes escenarios te impidieran darte cuenta, la infame Sala Roja presenta una extraña ventana vertical en el mismo lugar. Aparece una y otra vez en la sala de juguetes de Nell, la casa del árbol de Luke, el estudio de baile de Theo, la sala de la familia de Shirley, la sala de juegos de Steven y el rincón de lectura de Olivia. Es la mayor pista de que aunque la sala parece diferente para cada Crain, en realidad ha sido la misma todo el tiempo.

No es hasta uno de los episodios posteriores del programa, cuando Hugh le dice a Steven (Michael Huisman) que la familia nunca tuvo una casa en el árbol en la propiedad, solo pensaban quedarse unos meses. La habitación se había moldeado para ser lo que los niños (o Olivia) necesitaran en ese momento en particular con la esperanza de hacerlos más cómodos allí y atraparlos allí para siempre.

Si los escritores hubieran puesto la ventana en la última escena, habría significado que la familia nunca se escaparía de Hill House; en cambio, caen directamente en su trampa eterna con Olivia, Nell y Hugh. El final sombrío y ambiguo habría estado perfectamente en línea con el resto de los oscuros giros de Hill House, pero al final, Flanagan decidió ir en una dirección diferente.

"Una cosa que puedo decir es que hablamos durante mucho, mucho tiempo acerca de poner la ventana de la Sala Roja, esa extraña ventana vertical, en el fondo de esta foto. Y finalmente decidí no hacerlo. Era demasiado cruel", dijo.

Al parecer todo terminó bien para la familia Crain… Por ahora.

Te recomendamos en video