¡Solo por cerrar la puerta de un carro! Meghan rompe regla real y muchas feministas la aplauden

Ataviada con una pieza de Givenchy, su firma favorita, Meghan se bajó de un vehículo oficial y no necesitó de ayuda para cerrar la puerta.

La duquesa de Sussex, Meghan Markle, sigue rompiendo paradigmas en medio de la estricta monarquía británica. En esta oportunidad incurrió en lo que muchas han considerado una ruptura del protocolo: cerró la puerta del vehículo de donde se bajó para asistir a uno de los muchos actos a los que asiste como parte de su agenda real.

Ataviada con una pieza de Givenchy, su firma favorita, Meghan se bajó de un vehículo oficial y no necesitó de ayuda para cerrar la puerta, una norma que forma parte del protocolo real.
Muchas feministas han celebrado la acción de la elegante duquesa, mientras que otros más conservadores consideran que la acción irrumpe con las estrictas reglas de la realeza británica.

Una duquesa radiante

La estadounidense de 37 años es centro de atención desde que se comprometió con su ahora esposo, el príncipe Harry. Cualquier gesto que haga, por pequeño que parezca, puede dar lugar a un sinfín de comentarios, buenos o malos.

cerebral_women Ella es una Dama independiente. Una mujer moderna. Muy refrescante

La duquesa de Sussex asistió a la inauguración de la exposición Oceanía, un homenaje al famoso explorador británico James Cook. La esposa del príncipe Harry llegó a la Royal Academy of Art de Londres en un vehículo negro, y, al bajar cerró la puerta, una tarea que generalmente está a cargo del personal de seguridad o los conductores.

Meghan asistió al acto sin su esposo el príncipe Harry.

Pese a la avalancha de reacciones ante un gesto tan natural, Meghan ni siquiera parece haberse inmutado por la supuesta regla que rompió.

Te recomendamos en video: