'Made in Mexico', el reality de Netflix que está dividiendo opiniones en Internet

'Made in Mexico' se convirtió en tendencia el fin de semana de su estreno por "humillar" a la sociedad mexicana

"Pasión, intriga y mucho sentimiento", es la premisa del nuevo reality show de Netflix que está enloqueciendo a los usuarios de la plataforma digital y no precisamente de forma positiva.

Protagonizado por Shanik Aspe, Pepe Díaz, Kitzia Mitre, Carlos Girón Longoria, Liz Woodburn, Columba Díaz, Chantal Trujillo , Roby Checa y Hanna Jaff, el reality pinta un México diferente al que muchos esperaríamos. Y es que lejos de mostrar elementos culturales o gastronómicos, presenta elementos de la "alta sociedad" en el país; personas con cierta reputación, status social y expectativas por cumplir dentro de un exclusivo círculo social.

"Somos un círculo muy cerrado y todos nos conocemos"

 

Aunque claro, también se presentan situaciones que "nos afectan" y con la que podríamos identificarnos, como la historia de Carlos Girón, quien sufrió un secuestro que lo mantuvo semanas alejado de su familia y en la eterna pregunta si mañana amanecería.

Roby Checa, un joven alcohólico e inmaduro que por años estuvo acomplejado por su sobrepeso, hasta que logró un cuerpo "ideal" pero sin dejar su adicción. El problema de todo es que el alcohol lo ha llevado a vivir solo y abandonar a su hijo de dos años.

Otro personaje con el buscan acaparar la atención es Pepe Díaz, cuyo nombre es recurrente en revistas de sociales por sus diversos antros y porque hace unos años, fue novio de la actriz Eiza González. Como ellos, el resto de los protagonistas sufren y muestran su día a día

Pero mientras que algunos usuarios dejaron claro que hay un gran morbo en torno al programa, un gran porcentaje de los comentarios fueron negativos pues realzaron el hecho de que es un producto que no los representa.

Con este show no pasa nada que no hayamos visto en otros reality shows: hay drama, intrigas, amor, desamor, chismes y odio, entre otras situaciones 'estresantes' que viven sus protagonistas. Pero lo realmente quiere mostrarnos es que "los ricos también lloran".

View this post on Instagram

Gotta be honest—I turned this show on to see if it was like @e4chelsea for Mexico…turns out it sort of actually is? I think the people making it think they are doing something really political, a docuseries on Mexico’s light-skinned socialites to destigmatize the country’s image in the #USA as poor and brown. Maybe that is political? Maybe that’s still #problematic? Is the point to show that Mexico has people living #TheHills lifestyle? Honestly, I would watch a #RealHousewives of #Mexico. Also, you get to see a baby ride a pony by himself!!! So far @coludiaz is my fav, stylish and sassy—kind of an @alexachung vibe. ⠀⠀ @Netflix didn’t provide English captions for everything spoken (I’m luckily #bilingual). Sometimes it’s whole sentences that are actually important, too! Wonder what that’s about? ⠀⠀ FYI fresa = posh ⠀⠀ 🚨🚨UPDATE🚨🚨 I’m pretty sure that the music they scored the show with is an instrumental version of #SmashMouth’s “Walkin’ on the Sun”?!?!?! Someone else please confirm! ⠀⠀ #MadeinMexico #Netflix #MadeinChelsea #TV

A post shared by TEEVEE Club (@teeveeclub) on

La Ciudad de México es una de las más grandes del mundo pero con una división de clases muy marcada y evidente. Es por esto que se esperaría que un reality show con este nivel de producción resalte algo más que la vida "perfecta" de unos cuantos. 

En Made in Mexico se puede ver cómo se mueve la clase alta de la Ciudad, compuesta por antiguas familias ricas que durante varias generaciones han sido prominentes y cuya fortuna es tan añeja que se ha olvidado cuándo y cómo la obtuvieron más allá de las historias y leyendas que circulan entre los propios miembros. De acuerdo con la Secretaría de Economía (SE), se estima que sea aproximadamente 1% de la población nacional.

Quizá lo que más odiado fue el hecho de que los personajes dicen ser 100% mexicanos pero la mitad del tiempo se la pasan hablando en inglés y otros que se quejan de que los confunden con extranjeros porque "no tienen tez morena" sino ojos y cabello claros. Una de las razones por las que hablan inglés es que hay dos personajes que crecieron en Estados Unidos, pero es desesperante que el resto de los personajes lo hagan.

 

Made in Mexico es ese México de "los afortunados". ¿Los podemos culpar por ser privilegiados? No, porque al final, forman parte del México donde vivimos y de un modo u otro es una realidad.

 

 

 

Te recomendamos en video