Pablo Alborán: “Soy mejor cantando que hablando”

Tanto se le quiere en Chile que ya agotó las entradas para la primera fecha de su “Prometo Tour” que realizará este 20 de abril en el Movistar Arena. Por éxito de ventas tendrá más presentaciones.

La primera vez de Pablo Alborán en Chile fue el año 2012; una visita relámpago para presentar el single “Solamente tú”, de su primer álbum homónimo editado en 2011. Ya se hablaba de la futura mega estrella musical de España, pero afuera no habían más de diez fanáticas. Volvió en noviembre del mismo año, para ser parte del cierre de la  Teletón en el Estadio Nacional. Ya el 2013, como jurado y parte del show del Festival de Viña del Mar, hubo locura por su presencia, y no paró más; Disco de Oro el 2014, con un lleno total del Teatro Caupolicán el 2015, y de repente la sorpresa: Alborán decidió hacer una pausa a su carrera, ante la incredulidad de la industria y sus fanáticos. Pero su regreso no pudo haber sido mejor, ya que Alborán volvió a Viña del Mar, ahora no como una estrella en ascenso, sino que un nombre propio en la balada romántica española. Tanto se le quiere en Chile que ya agotó las entradas para la primera fecha de su “Prometo Tour” este 20 de abril en el Movistar Arena. Por el éxito de venta, agregó un segundo show en la capital el sábado 21.

¿Que recuerdas de la primera vez que viniste a Chile?

Recuerdo la pasión y la entrega de los diez fans que habían, y que han hecho que todo se multiplicara por mil. Siguen estando ahí. Son fieles y pasionales. Mantienen la llama mientras no estoy ahí. Moviendo las cosas, pidiendo lastrados. Así es que la idea es devolverles todo con este show. 

pablo

¿Se mantienen en contacto?

A través de las redes sociales siempre hemos estado en contacto. Siempre que voy a Chile me encuentro en aeropuertos y entrevistas con ellos.

¿Qué importancia tiene la audiencia chilena en tu carrera?

Todos los eventos que he hecho en Chile han sido responsables del gran éxito que ha tenido mi carrera en Latinoamérica. Ustedes han sido los responsables de muchas puertas abierta en la región. Por ello hay que seguir trabajando y devolverles el cariño, por todo lo que he logrado conseguir. 

¿Tus recuerdos de Viña del Mar?

La primera vez en Viña fue maravilloso. Una locura, pero en el buen sentido. Recuerdo la gente en el hotel, la semana intensa de entrevistas, los programas de televisión, el que no estaba tan acostumbrado a hacer televisión y estar muy expuesto… Fue muy bonito. 

Hiciste un break de casi dos años, ¿cómo te preparaste para volver a la intensidad de la promoción y gira?

Antes de arrancar la promoción, en septiembre, ya estaba mentalizado para los viajes y las entrevistas, porque hay un disco nuevo que hay que mostrar. Estoy con mucha ilusión. Hay que tener tiempo para preparase, y cuando lo tienes se disfruta mucho más. Ya estás con el escudo, con las emociones a flor de piel, pero siempre precavido. Me lo disfruté, pero fue duro. Estoy súper mentalizado en esto. Estoy preparándome con clases de canto y también la parte audiovisual. Es súper, porque arranca la gira y es como si fueras a parir. 

¿Cómo es tu conexión con el público?

En mi música está todo. Hay veces que prefiero más cantar que hablar. Comunico mejor cantando. Me cuesta encontrar las palabras adecuadas cuando hago entrevistas. En las canciones no hay barreras o escudos. Cuando agarro mi guitarra y piano, es lo más sincero que vas a encontrar. Es mi medio de vida, y donde más cómodo me encuentro. En el escenario me desconecto de todos los problemas, lo malo y el mundo. Conseguir eso con el público es lo máximo.

Te recomendamos  en video