Cinco juegos eróticos para salir de la rutina con tu pareja

Si quieres mantener viva la pasión con tu pareja, sal de la rutina, del estrés y déjate llevar. Los juegos eróticos son la mejor fórmula perfecta para encender la pasión dentro de tu relación.

Si quieres mantener viva la pasión con tu pareja, sal de la rutina, del estrés y déjate llevar. Los juegos eróticos son la mejor fórmula para encender la pasión dentro de tu relación.

Si notas que el sexo empieza a ser algo monótono, rutinario y hasta fastidioso, no hay motivo para abandonar el barco y dejar que todo termine. Usa la imaginación la cual es el mejor instrumento para que la relación tenga un segundo aire. Pon de tu parte para que ninguno de los dos se aburra. Los juegos eróticos rompen cualquier rutina.

Slow Sex

Hoy está de moda la tendencia del 'slow sex', es decir, practicar sexo despacio, disfrutando de cada instante, retrasando la eyaculación de tu pareja y consiguiendo una experiencia inolvidable. Habla con tu pareja y proponle una noche diferente. Una noche en la que esté prohibida la penetración.

Strip Poker

Es una variación del juego de cartas póquer en el que los jugadores se quitan prendas de ropa cuando pierden sus apuestas. Si pierdes, quítate la ropa pero con estilo no como lo harías por la noche antes de acostarte. Escoge tu ropa interior para que suba la temperatura.

Striptease sexy

Este es el juego erótico más popular y cada día gana más seguidoras. Deja con la boca abierta a tu pareja y hazle un sensual baile para excitarlo y disparar su líbido. Haz que desvestirte sea un inolvidable acto de seducción, de placer.

A oscuras

No todo tiene que hacerse con las luces encendidas. Apagar completamente las luces o usar un antifaz para no ver nada también ayuda a encender la pasión. No poder ver hace que se enciendan todos los sentidos y que sientas mucho más cuando tocan tu cuerpo… ¡Haz la prueba! No te arrepentirás.

Los lugares prohibidos

¿Cansada de ver la misma habitación y hacerlo siempre en la cama?. Prueba algo nuevo y mira otros espacios. Un ascensor, un avión, tu automóvil, un baño en un centro comercial, la oficina, espacios abiertos solos o hasta en la playa son excelentes lugares prohibidos para tener sexo candente con tu pareja.

Sexting

Para romper la rutina practica un poco de “sexting”. Si tienes suficiente confianza con tu pareja, mándale a su móvil mensajes subidos de tono, un vídeo, o una foto súper sexy y haz que te siga el juego. Este tipo de situaciones son tremendamente estimulantes en la pareja y hará que te desee más.