Fran Ayala defiende derecho de amamantar de la mujer y publica foto dando pecho

No existe un alimento de mejor calidad para los bebés que la leche materna y Fran Ayala lo tiene claro. La ex modelo subió a su cuenta de Instagram, una foto amamantando a su hijo con la leyenda "Amamantar es más que alimentar........ Semana mundial de la lactancia materna. Buen día para todos !...", en el marco de la Semana Mundial de la Lactancia Materna.

Con el lema "Amamantar y trabajar: ¡logremos que sea posible!" se celebraesta esta fecha, la cual tiene la intención de informar y ayudar a las mujeres y a la sociedad de que el trabajo no es un impedimento para que los bebés puedan seguir siendo amamantados cuando la madre vuelve a la jornada laboral.

La Organización Mundial de la Salud, OMS, reconoce y valida los múltiples beneficios y ventajas que tiene la lactancia materna, por ello la recomienda de manera exclusiva hasta los 6 meses de edad y luego en conjunto de alimentación sólida –conocida como alimentación complementaria– al menos hasta los 2 años.

De acuerdo a María Eloina Fernández, nutricionista y docente de la Universidad San Sebastián, entre los beneficios para el menor destacan el "aporte de todos los macro y micronutrientes necesarios para un adecuado crecimiento y desarrollo, los cuales son de fácil digestibilidad y mayor biodisponibilidad. Contribuye con mayor efectividad al desarrollo físico y mental, mantiene en óptimas condiciones el sistema inmunológico aumentando la protección y disminuyendo la frecuencia y severidad de la infecciones y trastornos alérgicos durante el primer año de vida, promueve patrones afectivos y emocionales más educados, y favorece el mejor desarrollo dento maxilar y facial".

"En los últimos años, líneas de investigación han estudiado también el efecto de la leche materna en la disminución del riesgo de desnutrición, obesidad, enfermedades crónicas, metabólicas y autoinmunes, entre otras", agrega la especialista.

Asimismo, la lactancia materna ayuda a la madre a la recuperación del peso prenatal, prevención del cáncer de mamas y ovario, fortalecimiento su autoestima, el establecimiento del apego madre-hijo y la satisfacción emocional de la madre. En la familia hay un refuerzo de lazos afectivos, prevención del maltrato infantil y espaciamiento de los nacimientos. Sus beneficios también están presentes en la sociedad, ya que genera una "disminución de la mortalidad infantil por la merma del riesgo de enfermedades como la diarrea e infecciones respiratorias agudas y la desnutrición y permite también un importante ahorro de recursos, ya que los productos sustitutos de la leche materna son caros y en ocasiones deben ser importados", explica María Eloina Fernández.

La nutricionista de la Universidad San Sebastián comenta que "desde el sexto mes es necesario incluir la alimentación complementaria, que son los alimentos que se ofrecen al lactante diferentes de la leche materna, una vez que ya no es suficiente en macro y micronutrientes para cubrir los requerimientos nutricionales del niño. Además, la incorporación de la alimentación complementaria promueve la formación de conductas alimentarias deseables. Los alimentos que se deben incluir y ofrecer deben ser saludables, nutritivos, seguros y complementos de la leche materna, no en su reemplazo".

La encuesta Nacional de Lactancia Materna, ENALMA, realizada en atención primaria de salud, muestra que a nivel internacional Chile es el sexto país con mayor prevalencia de lactancia materna exclusiva hasta los 6 y 12 meses, 43% y 36% respectivamente en el año 2011, siendo en el año 2013 la prevalencia de lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses un 56,3%.

"Debido a que el estado nutricional es uno de los principales condicionantes de la salud de un individuo, es necesario e importante que los profesionales del área de la salud supervisen, protejan y promuevan la lactancia", explica la nutricionista.

Recomendaciones para lactancia
Para que las madres puedan practicar el amamantamiento exclusivo durante los seis primeros meses y sea esta exitosa, la OMS y la UNICEF aconsejan:

Iniciar el amamantamiento durante la primera hora de vida.

-Practicar el amamantamiento exclusivo, es decir, proporcionar al lactante únicamente leche materna, sin otros alimentos o bebidas, ni siquiera agua.

-Dar el pecho cuando el niño lo reclame, ya sea de día o de noche. A mayor número de tomas, mayor producción de leche materna.

-No utilizar mamaderas o chupetes.

-Durante el momento del amamantamiento buscar un lugar tranquilo, tibio y agradable.