Diane Keaton y su ladee-dah, ladee-dah, dah, dah [Musas]

Una mujer completa, talentosa y feliz consigo misma.

Cuando pensamos en musas recientes, es difícil no pensar en Woody Allen y sus muchas mujeres. Sea por su belleza o por ser encantadoras, este escritor ha tenido mucha suerte de trabajar con mujeres sobresalientes. A pesar de ser un grupo bastante selecto, hay una que, a mi parecer, sobresale por mucho: Diane Keaton, por ser tan encantadoramente diferente.

Incluso el mismo Allen lo admite:

Nunca había podido escribir papeles para mujeres. Pero luego conocí a Diane Keaton, y entonces comenzamos a salir y nos mudamos juntos y comencé a escribir para ella. Tuvo una gran influencia en mí. Keaton tiene esa gran, gran personalidad. Yo escribía los chistes para mi personaje y ella obtenía todas las risas. Para cuando empecé a escribir ‘Annie Hall’, estaba más cómodo escribiendo para mujeres que para hombres.

Pero Keaton fue mucho más que una flama que se enciende y apaga en las películas de Allen, si bien, algunas de las películas más conocidas de este escritor involucran a Diane, como Annie Hall, esta mujer es mucho más que ello y viene a desmentir aquello de que las chicas no pueden hacer comedia, y menos si son bonitas. Su actuación en esta película le valdría el premio de la academia, un giro bastante intenso después de haber participado en “The Godfather”.

Lo que muchos no saben es que también sería la musa del director Warren Beatty, hablando de relaciones complejas, las que se dan en el trabajo. A su lado, ambos creadores hicieron algunos de sus mejores trabajos, aunque cabe mencionar aquí que es una de las colaboradoras del cine menos reconocidas. Sin embargo, dejó al director porque quería casarse con Al Pacino.

Su habilidad histriónica para hacer papeles dramáticos como cómicos, su sentido de la moda, así como también su cuidadosa elección de papeles hacen que destaque en esta lista. Keaton es muy exigente con los papeles que elige:

La mayoría de los guiones no están muy bien escritos. No son específicamente precisos o inusuales, son muy generales. Me gustan las rarezas, los tics inusuales.

Algo que no muchos actores de Hollywood hacen, sea por el dinero, la escasez de papeles o simple disposición, algo que hay que admirarle a Diane, porque en su carrera no existen muchos papeles que no vayan con ella, aunque ha variado de una joven excéntrica, a madres liberales, o incluso abuelas sexys. Aunque eso la ha hecho menos presente en roles recientes, la verdad es que verla en papeles como Something’s gotta give es sumamente refrescante.

Keaton, el look andrógino y la necesidad de ser ella misma

Puede que Keaton no quepa en nuestras cabezas como el gran ícono de la moda de los 70s, pero fue de las primeras en hacer surgir y además hacer un éxito del look andrógino en Annie Hall, con sus camisas, pantalones, corbatas y sombreros de hombre que además le iban muy bien, y que ya usaba desde antes de la película. La verdad es que este look es tan clásico que no ha pasado de moda, inténtenlo y verán.

anniehallstyletry.jpg

© mocha daily

A diferencia de muchas otras musas en un sentido más tradicional, Keaton ni se casó, ni se dedicó a sufrir por uno o más hombres. Sin embargo eso nunca hizo su vida menos plena:

No creo que no estar casada haga mi vida menos. El mito de la solterona es basura

dianekeaton20121.jpg

(cc) Diane Keaton

Keaton es madre adoptiva de dos niños y se rehusa a hacerse cirugías plásticas. Por si fuera poco también canta y escribe. La razón por la cual la elegí como musa del día de hoy es porque necesitamos más mujeres como ella: felices, libres, independientes, completas y que pueden estar perfectamente felices sin un hombre.

Fuentes: Wonderwall, Diane Keaton: artist and icon