Kate y Gillermo repetirán el pastel de boda en el bautizo de Louis

El momento marcará la primera foto pública de William y Kate con sus tres hijos, que es esperada con ansiedad por los seguidores de la familia real.

El príncipe Louis, quinto en la línea de sucesión al trono británico, será bautizado en la capilla real del Palacio Saint James, en Londres, y con todas las tradiciones de la familia real, incluyendo la del pastel. Siguiendo las reglas de la monarquía, se conoció que el pastel servido a los invitados será uno de los niveles de la torta de boda del príncipe Guillermo de Inglaterra y Kate Middleton realizada el 29 de abril de 2011.

El pastel, elegido por la propia Kate, incluía 17 flores diferentes, tenía más de un metro de alto, pesaba 100 kilos y requirió a un equipo de seis personas y tres días para completarse, reseñó la revista Hola.

El príncipe Louis, de 11 semanas, también debe usar la misma vestimenta, que es una réplica artesanal del Royal Christening Robe, que en 2008 reemplazó el original que había sido usado en todos los bautizados reales desde la hija mayor de la reina Victoria en 1841 .

El momento marcará la primera foto pública de William y Kate con sus tres hijos, que es esperada con ansiedad por los seguidores de la familia real.

Louis será bautizado con agua del río Jordán por el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, de la Iglesia Anglicana, el mismo que bautizó a sus hermanos y casó a su tío, el príncipe Harry. También se usará una pila de plata que fue encargada por la reina Victoria después del nacimiento de su primogénita.

“Estoy feliz y privilegiado por estar bautizando al príncipe Luis, un niño preciosa hecha a imagen de Dios, así como todos nosotros somos”, dijo en Twitter el arzobispo de Canterbury, Justin Welby. "Por favor, enséñame a mí en oración por él y su familia en este día especial".

El Palacio de Kensington dijo que el padre de William, el príncipe Carlos, y su esposa, Camilla, estarían presentes junto al hermano menor, el príncipe Harry, y su esposa, Meghan.

También están presentes los padres de Kate, su hermano y hermana y los seis padrinos de Louis, que son amigos cercanos o parientes de William y Kate. Sin embargo, la reina Isabel II y su marido, el príncipe Felipe, no estarán presentes en el bautizado de su bisnieto, según el Palacio de Kensington.

La fecha escogida para el bautismo parece no estar elegida al azar. Fue un 9 de julio de 1947 cuando la entonces princesa Isabel II anunció públicamente su compromiso matrimonial con Felipe de Edimburgo.

Después del bautismo, los duques de Cambridge ofrecerán un té privado en Clarence House, en el que ofrecerán un pastel inspirado en su tarta de boda. En cuanto a las fotos oficiales del bautismo, si se siguen los patrones de las ceremonias anteriores, serán distribuidas un par de días más tarde por el palacio de Kensington.

Te recomendamos en video: