César Caillet, el hombre tras Ernesto Möller, nos cuenta cómo logra tener un cuerpo de acero

"Si voy a un cumpleaños y hay una torta voy a comer y voy a hacer repetición, nunca tan talibán tampoco", dijo.

Es la escena de Perdona Nuestros Pecados que dio vueltas las redes y que causó revuelo: el alcalde Möller (César Caillet) llamó enormemente la atención por su cuerpo tonificado y sus glúteos de acero, tanto que  recibió un sinfín de elogios por redes sociales.

¿Cómo lograr un cuerpo así? Se requiere, por supuesto, muchos cuidados: una buena alimentación, una rutina de ejercicios que tonifique el cuerpo, etc.

En Nueva Mujer hablamos con  el actor César Caillet sobre su rutina de ejercicios, cómo es su alimentación y por supuesto, le pedimos un adelanto de lo que será la segunda temporada de Perdona Nuestros Pecados.

-¿Cómo es tu alimentación?

Trato de alimentarme lo más sano posible, de que no pasen más de 3-4 horas sin comer algo, porque eso activa tu metabolismo. No hay que hacer la típica del chileno, que es almorzar y que pasen muchas horas y llegar a comer a las 10 de la noche. Eso es nefasto. Y en vez de estar comiendo de colación un super ocho, comer una fruta o algo más sano. Yo la verdad como de todo, aunque los últimos dos o tres años he tratado de sacar la leche de mi dieta porque no sé si soy intolerante a la lactosa pero sí me puedo dar cuenta de que tomo leche y me hincho altiro. Ahora, la leche está completamente instalada en la alimentación, entonces claro, un vaso de leche o un yogurt no voy a comer, pero si voy a un cumpleaños y hay una torta voy a comer y voy a hacer repetición, nunca tan talibán tampoco. Yo creo que ningún extremo es bueno, pero todo lo blanco inflama, entonces también evito la harina, trato de comer muy poco pan, porque me pasa lo mismo que la leche. He leído harto sobre alimentación porque me interesa el tema, tengo una personal trainer que sabe mucho entonces ella me orienta. El pan tiene mucha mucha azúcar, y si tú quitas el pan automáticamente vas a bajar de peso.

-¿Cada cuánto haces ejercicio?

Como hago ejercicio hace muchos años, me basta tres veces a la semana, una y hora y media aproximadamente. Tengo la suerte de ser embajador de una marca de zapatillas, de Skechers, toda la gente que me sigue en redes sociales lo sabe, subo contenido y fotos, tengo la suerte de que me paga un gimnasio, lo mejor de todo es que me puso una personal trainer a mi disposición. Estoy entrenando con ella hace como un año y medio.

-¿Cómo es tu rutina de ejercicios?

La rutina varía porque en general la gente a veces que va a los gimnasios, sobre todo los hombres, lo que más se preocupan es de levantar mucho peso porque quieren ser siempre más grandes. Pero mi profesora lo que más le importa no es que yo crezca, porque también soy un actor, tengo que tener un cuerpo ágil y me siento muy cómodo con mi cuerpo delgado, entonces lo que hacemos son algunos ejercicios de fuerza, que son con mi propio peso, como calistenia (la típica que ves en las plazas cuando la gente agarra unas cuerdas y hace ejercicios en los árboles usando su propio peso), hacemos una combinación entre trabajos de fuerza y otros de calistenia que son sobre todo para darle forma a los músculos, la forma es más importante que tener un músculo grande.

-¿Cómo se viene la segunda temporada de Perdona Nuestros Pecados para Ernesto?

Algo se ha visto en los clips que están al aire, la segunda temporada y el paso del tiempo. Vamos a cubrir el histórico terremoto de Valdivia de los 60s. La intención de Ernesto ahora después de esa escena romántica es llevarse a Estela a su casa, que Estelita sea su dueña de casa. Ernesto se compró una casa enorme pero no sé si ella irá a acceder o no pero yo tengo toda la intención de llevármela. Él siempre ha tenido muchos problemas, la historia de Ernesto se ha construido en base a Estela, su rivalidad con Quiroga que es su archienemigo, la política, pero también este papá viudo siempre funciona en base a lo que está sucediendo con sus hijos.

-¿Qué va a pasar con sus hijos?

Uno es traficante de cocaína, así que eso va a reventar en algún momento y lo que también va a reventar es la historia de Meche, tú sabes que hasta el día de hoy es un tema complicado las relaciones entre personas del mismo sexo, estos son los años 50, la segunda mitad de los 50, ya vamos a llegar a los 60, y esto era una abominación. Así que imagínate cómo irá a reaccionar Ernesto cuando se entere de lo que está pasando. Y yo creo que pese a que lo está negando, ya sabe un poco para dónde va, porque el otro día Mercedes en una especie de manifiesto le declaró que ni en cien años se va a casar con un hombre. Así que ahí Ernesto va a sufrir, va a sufrir mucho con esta situación, porque es una situación que sobre todo en esta época se consideraba un tabú, o sea, una situación así podía destruir una familia.

Te recomendamos en video