Soledad Cruz, la mujer detrás de Mechita: "En los mensajes negativos que me llegan, el 90% nombra a Dios"

"Tratamos de darle un carácter bien político y bien social y que sobre todo se centre en la historia de amor, porque es una historia de amor finalmente, más allá si es gay o no gay, el mensaje es ése", declara.

Perdona Nuestros Pecados ha sido una teleserie que ha marcado un precedente en el drama chileno: mostrando una relación homosexual en televisión abierta.

Mechita, el personaje interpretado por la actriz Soledad Cruz, sin duda es un ícono y una rompe esquemas de su época: siguió estudiando a diferencia de sus amigas, se convirtió en la directora del colegio de Villa Ruiseñor, y es quien mantiene una relación con Bárbara (o como le dirían sus fanáticos: Barcedes).

"Tratamos de darle un carácter bien político y bien social y que sobre todo se centre en la historia de amor, porque es una historia de amor finalmente, más allá si es gay o no gay, el mensaje es ése", declara Soledad al ser preguntada por su personaje.

En Nueva Mujer conversamos con la mujer detrás de Mechita, sobre cómo ha sido interpretar este papel, su visión sobre la homosexualidad en Chile y nos adelantó qué se viene para la próxima temporada de Perdona Nuestros Pecados.

-¿Cómo ha sido la evolución de tu personaje?

Mechita partió como un personaje que iba acompañando el drama y la historia de los otros, por harto rato, y sí había toda una historia preparada para ella, y que también se fue desarrollando en conjunto con lo que iba saliendo en el aire. Entonces de alguna manera el personaje sí fue creciendo en la medida que fue apareciendo con esta nueva historia, fue creación entre los guionistas y la dirección y la producción. Yo siempre supe que Mechita al momento de crecer se iba a ir transformando en una "mujer revolucionaria" en relación a sus amigas que no estudiaban.

-¿Cómo te preparaste para interpretar a una mujer lesbiana de esa época?

Fue muy investigado y muy estudiado también, yo soy una persona muy matea, partí leyendo Raro, una historia gay de Chile, para informarme de alguna manera del contexto político y social en el que se insertaba la historia gay en Chile, y después ver muchas muchas películas. Yo soy heterosexual, de hecho estoy casada, pero tengo muchos amigos gay y tengo referencias muy cercanas de muchas partes, pero claro, yo quería hacer un trabajo que recopilara toda esa investigación. Por ejemplo, nos juntamos con María José Bello en muchas oportunidades con amigas gays que nos daban su testimonio, su experiencia y nosotras los observábamos, hacíamos preguntas, indagamos lo más profundo del drama que puede vivir un gay en Chile, ya sea en los años 50 a hoy en día, aparentemente no es tan distinto.

-A propósito del personaje ¿Cómo ves la realidad para los homosexuales en el Chile actual?

Chile es un país muy conservador, muy religioso también, y eso es algo que yo he descubierto ahora con los mensajes que llegan, como de ver cómo la religión se encarga de generar más homofobia. En los mensajes negativos que me llegan, el 90% nombra a Dios. Es una realidad muy mala en relación a la homosexualidad. Pero claro, si lo comparamos con 50 años atrás evidentemente hemos dado un salto gigante, pero me llama la atención que todavía sea tan trágico ser gay, es una tragedia para la mayoría, cubrir tu sexualidad en el colegio, no decirle a tus papás, te mueres la cantidad de mensajes de jóvenes, de niñas de 13 años, 15 años que nos escriben como "gracias por mostrar esto en la televisión porque así puedo mostrarle a mis papás algo de lo que yo siento y a ver si me atrevo a contarles algún día".

-¿Cuáles han sido los principales desafíos de interpretar a Mechita? Considerando que has hecho desnudos y escenas que han causado revuelo en redes sociales…

El desafío grande y el que me gusta a mí es que como esta historia ha sido tan larga, y han pasado tantos años, es ir haciendo crecer el personaje en pantalla, a mí eso es lo que me apasiona profundamente. Pensar que mi personaje parte con 17 años, inocente, en el colegio, con jumper, y hoy en día es directora del colegio, comienza a tener esta relación con una mujer, se vuelve una intelectual, feminista, entonces ese trabajo que tiene que ser muy delicado y muy sutil es lo que más le he puesto mucho ojo y tratar de hacer algo muy tridimensional. Por otro lado, poder representar y poder hacer abrir con esta historia de amor la mente de estas personas que todavía no entienden, no quieren entender ni ver lo que pasa una relación homosexual y el dolor que produce. Mi desafío es ése, hacer una interpretación que logre sensibilizar a la gente que está bloqueada a este tema.

-¿Cómo ha sido el recibimiento de la gente con Mechita?

El 95% de los comentarios son increíbles. O sea, estoy realmente impactada. Son maravillosos. Son gente que incluso me cuenta su historia personal, íntima. Ya pasé a ser como la psicóloga, depositan en mí una confianza increíble y me ven como un referente absoluto para el mundo gay y claro, jamás hubiera pensado que iba a llegar a esto, me parece fantástico. Imagínate que en mi carrera pudiera lograr que tanta gente se represente que nunca se ha sentido representada. Está pasando lo de Una Mujer Fantástica actualmente, nosotros estamos en pantalla con este tema, entonces hay algo que está pasando y se está movilizando que es muy potente.

-¿Tú crees que las personas están más tolerantes con estos temas, y que Mechita aporta con esta discusión?

Sí, absolutamente. No me escribe gente solo gay, es muy diverso. Mucha gente hétero, padres y madres de familia, jóvenes, adultos, que me felicitan por hacerles ver otro lugar desde donde ver la homosexualidad o de exponer y tener la valentía de mostrar algo que todavía es considerado fuerte y que lo agradecen, que se hable, que se discuta, yo creo que obviamente la conciencia está cambiando. Yo creo que todo llega en el tiempo preciso, que si se hubiese mostrado hace 20 años no hubiera pasado lo mismo, habría sido censurado probablemente.

-Adelántanos un poco de lo que se viene para Mechita

Se viene muy intenso, con alegrías y tristezas. Viene con todo esta historia para la segunda temporada. Entretenida, intrigante, mucha pasión, mucho amor, mucho dolor también.

Te recomendamos: