¡Chicas en apuros! O cómo salir a divertirte cuando la quincena te queda corta

Aquí les dejamos algunos tips para esas chicas que se quedaron antes del día de pago sin dinero, pero con muchas ganas de salir a divertirse.

Ser una chica independiente en la gran ciudad tiene sus lados muy dulces: vivir como te gusta (o bueno, mitad como te gusta y mitad como tu sueldo te lo permite), hacer las cosas a tu modo (una combinación entre tu modo y lo que tu tiempo te permite), y sobre todo, esa maravillosa sensación de ser independiente.

Pero eso sí, de vez en cuando las chicas independientes nos excedemos al consentirnos y comprar cosas, hacemos mal las cuentas. Y aunque hoy sea un lunes después de la quincena, ¿a poco no se siente como un día sumamente lejano a ambos extremos del calendario? Así pasa seguido en mi vida, así que he tenido que desarrollar algunas estrategias para ser una chica que se excedió en zapatos, independiente que hizo un poco mal las cuentas y aún así salir a divertirme.

Porque, seamos bien honestas, quedarte en casa a ver películas el fin de semana no va a ayudar en tu estado de ánimo, a menos que sea en una tarde-noche lluviosa con esa persona especial.

Como ex-estudiambre y también como chica independiente amante de los zapatos, he aprendido unas cuantas cosillas con los años, y una muy importante es que el dinero no tiene porque ser tu impedimento, ni excusa para perder ocasiones de socializar. Puede que andes momentáneamente quebrada, pero no de espíritu.

Para restaurantes

Si tus amigos tienen plan para salir a cenar a un restaurante y platicar muy a gusto, no entres en pánico. Comencemos por lo básico: no vayas sólo con el plan de pedir un agua o un refresco nada más, va a ser muy incómodo y con el aroma de la comida deliciosa de tus amigos te va a dar hambre.

Hay una versión más refinada de este plan que te ayuda en contra de este inconveniente: cena desde antes en tu casa. De esa manera, pedir un vaso con agua será sincero: “Ups, es que ya estoy llena”.

Podrán ser dos versiones del mismo plan, pero la segunda es más funcional porque ni te dará hambre, ni te sentirás incómoda al hacerlo.

Transporte

Si tienes coche y se te están haciendo eternos los días antes de la quincena, será mejor que cuides tu gasolina. Llámale a la amiga que vive cerca de tu casa y pregunta si se pueden ir juntas. Claro, es siempre bueno cooperar para gas y estacionamientos, pero es menos el gasto que si vas por tu cuenta.

Bebidas

Puede que tus amigas hayan decidido ir a un bar, lo cual podría ser poco costeable, chica independiente. Pero siempre puedes ofrecerte a ser el conductor designado mientras los demás te inviten los refrescos, ¿No? Dando y dando. No todo puede ser perfecto.

Organiza una reunión en tu casa de “traje”

Tú pones la casa y que los demás se encarguen de traer bebidas y botanas. El resultado puede ser muy agradable si te encargas un poco de la logística, quién trae qué cosa. Te dará la oportunidad de platicar a rienda suelta con tus amigos.

Aprovecha tu ciudad

Si bien los consejos anteriores te sirven para un viernes o sábado en la noche, en el día también hay varias opciones. Sobre todo los domingos. Por ejemplo, en México, los museos son gratis y puedes llevarte a alguna amiga o conocer gente interesante. Si no, mínimo salir de tu casa a refrescarte y regresar con buenas vibras a la semana antes de la tan esperada quincena.